.

.

viernes, 20 de mayo de 2022

EL HIJO MÁS AMADO

Cierta vez preguntaron a una madre cuál era su hijo preferido, aquel que ella mas amaba.... Ella, dejando entrever una sonrisa, respondió:”Nada es más voluble que un corazón de madre, y, como madre, le respondo: el hijo dilecto, aquel a quien me dedico en cuerpo y alma: Es mi hijo enfermo, hasta que sane. El que partió, hasta que vuelva. El que está cansado, hasta que descanse. El que está con hambre, hasta que se alimente. El que está con sed, hasta que beba. El que está estudiando, hasta que aprenda. El que está desnudo, hasta que se vista. El que no trabaja, hasta que se emplée. El que se enamora, hasta que se case. El que se casa, hasta que conviva. El que es padre, hasta que los críe. El que prometió, hasta que cumpla. El que debe, hasta que pague. El que llora, hasta que calle. Y ya con el semblante bien distante de aquella sonrisa, completó: El que ya me dejó… hasta que lo reencuentre…” Una madre siempre ve en su hijo la esperanza dormida que un día despertará. Su fe siempre la sostiene. Madre es madre, aunque el hijo se olvide de ella. Así es y así será por siempre.

miércoles, 18 de mayo de 2022

MARÍA SABINA

Cúrate mijita , con los besos que te da el viento, cúrate, mijita Cúrate mijita, con la luz del sol y los rayos de la luna. Con el sonido del río y la cascada. Con el vaivén del mar y el aleteo de las aves. Cúrate mijita, con las hojas de la menta y la hierbabuena, con el neem y el eucalipto. Endúlzate con lavanda, romero y manzanilla. Abrázate con el grano de cacao y un toque de canela. Ponle amor al té en lugar de azúcar y tómalo mirando las estrellas. Con los besos que te da el viento y los abrazos de la lluvia. Hazte fuerte con los pies descalzos en la tierra y con todo lo que de ella nace. Vuélvete cada día más lista haciendo caso a tu intuición, mirando el mundo con el ojito de tu frente. ¡Salta, baila, canta para que vivas más feliz! Cúrate mijita, con amor bonito, y recuerda siempre… tú eres la medicina. “Consejo de María Sabina . Poeta Indígena “

lunes, 16 de mayo de 2022

SER MADRE

Cuando abras la boca para juzgar a una madre, primero muerde tu lengua. El embarazo duele. El parto duele. La lactancia duele. Ver a su hijo llorar duele. No dormir bien, duele. Servir a todos y ser el último duele. No tomar una ducha con calma, duele. Tener un día muy difícil e inquieto duele. No arreglarte las uñas y el cabello como antes, duele. No tener tiempo para ti duele. Mamá necesita ayuda, no ser criticada, necesita cariño y no debe ser juzgada, se preocupa por todos, pero también necesita que la cuiden. La maternidad no es tan tierna como parece, la maternidad es bonita, sí, pero es muy difícil. ¡¡Lo que es hermoso es el amor que una madre siente por su hijo, ese amor es capaz de soportarlo todo !! Ningún hijo trae manual de instrucciones y ninguna madre nace sabiendo ser madre. Y por muchos libros que leamos y charlas escuchemos, sólamente la practica del día a día hace a una MADRE.