.

.

lunes, 14 de octubre de 2013

VOLVER A LA BICICLETA



Ha llegado la hora de volver a montar en bicicleta. Así que a desempolvarla  y  a sacarla a la calle, para ir al trabajo o para simplemente salir a pasear con ella.
Porque lo que parecía un instrumento para resolver asuntos, ganar comodidad y facilitarnos el transporte, como es el automóvil, se está convirtiendo en algo que en vez de facilitarnos la vida, nos la está complicando a la hora de desplazarnos por la ciudad.
Cada vez es mucho más inteligente, práctico y saludable utilizar la bicicleta. Es una opción saludable, barata y ecológica.
Al usarla no se emite más dióxido de carbono que el de la propia respiración.
Pedalear mejora la fuerza, la resistencia, la capacidad cardiopulmonar y el equilibrio.
Es silenciosa (bastante ruido hay ya)
Está comprobado que es mucho más rápida que el coche dentro de la ciudad. Y por supuesto muchísimo más económica.
Ir en bicicleta es saber disfrutar de la experiencia, de los pequeños viajes gozando de la contemplación del paisaje, sintiendo nuestro cuerpo, en esos momentos de esfuerzo muscular y luego deleitándonos en los deslizamientos cuesta abajo. Esos momentos agradables se quedan impregnados en nuestra memoria.

10 comentarios:

  1. Me encanta la bicicleta y tienes razón hay que volver a ella, quitarle el polvo y activar las piernas... Es un medio de circular que me encanta. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ponle un sillín para mi, yo no se montar en bici. ¡Cachis!

    ResponderEliminar
  3. Hoy has hecho una invitación estupenda, eso si, sin dejar el caminar, para los que no tenemos la opción de bicicleta. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Es estupenda, aunque no vivamos en un entorno privilegiado para disfrutarla.
    Saludos, Ana.

    ResponderEliminar
  5. As cidades ficariam lindas, com as ruas cheias de mulheres usando bicicletas com cestos de flores. ue romântico seria! Ana, um beijo!

    ResponderEliminar
  6. Una excelente idea es volver a coger la bici…es buena para el medio ambiente y para la salud. Lástima que aquí solo la puedo usar en verano y otoño un poco….
    Gracias por esa iniciativa muy saludable.
    Abrazos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. ¡Preciosa imagen, y post!
    La sabía llevar, no sé yo si ahora...
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias Ana, por dejarnos este texto tan enriquecedor. Así es, ojalá se utilizara la bicicleta y hubiera menos coche y contaminación.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar
  9. Lástima que no me guste ir en bicicleta y me den miedo los coches. Tampoco conduzco. Pero la verdad es que es una buenísima opción.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Yo vivo en un lugar bastante campestre en donde es muy habitual usar bicicleta para trasladarse por las calles. Hace bastante que no uso la mía y realmente para hacerlo tendría que "desempolvarla".. Veré si lo hago en estos días, me tentaste con la idea, ya que andar en bicicleta es una de las cosas que más me gusta hacer. Recuerdo que desde pequeña lo que más me gustaba de esta actividad era sentir la brisa suavemente en mi rostro.. Saluditos!! Sigo por aquí.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA