.

.

jueves, 10 de octubre de 2013

VERGÜENZA



La vergüenza es una de esas emociones que preferíamos  no sentir. Cuando se despierta aparecen ganas de esconderse, de salir corriendo, e incluso el cuerpo se nos repliega sobre sí mismo como buscando desaparecer.
¡Tierra trágame! Es la expresión típica cuando alguien se encuentra en un gran apuro. Así como ante la vergüenza surge la necesidad de esfumarse y no dar la cara, esta emoción a menudo permanece oculta y no nos resulta fácil reconocer.
Podemos imaginar qué sucedería si no sintiéramos vergüenza. Resulta difícil pues esta emoción nos acompaña desde muy temprana edad t está totalmente infiltrada en nuestra forma de relacionarnos y actuar.
La vergüenza, como su hermana la culpa, ayuda a no rebasar la línea moral que nos informa de lo que es  correcto, deshonroso e humillante. Es un mecanismo de autocontrol basado en el mandato “No hagas nada de lo que puedas avergonzarte”.
El temor al qué pensarán, a no hacerlo bien, a ser rechazados, conduce a una vigilancia exhaustiva de los propios actos y a la pérdida de la espontaneidad. Resulta difícil mostrarnos y expresarnos con naturalidad bajo la mirada crítica y continua dirigida hacia nosotros mismos.
Al sentir vergüenza se produce una división entre lo que sentimos o pensamos y lo que decidimos mostrar a los demás.
-Mi abuela decía: “Con vergüenza, ni se come ni se almuerza”.

13 comentarios:

  1. Yo poco a poco y dándole la razón a tu abuela me he ido convirtiendo en un casi sin vergüenza.
    Vecinos , familiares y amigos nos han hecho un traje a medida, sin tener en cuenta al o a la modelo y nos vemos forzados a no defraudar sus expectativas y no sentir ese sentimiento vergonzante...y sí,"con vergüenza, ni se come ni se almuerza.
    Preciosa e instructiva entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La vergüenza se parece al sentido del ridículo, creo que no tengo ese sentido muy arraigado, si el respeto hacia los demás, no hacer algo que avergüence a los que están donde yo estoy, eso si.
    Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  3. Se dice que la vergüenza es lo ultimo que se pierde. Aunque hayamos madurado y aprendido a lo largo de nuestra vida, nunca dejaremos de tener pudor ante ciertas cosas. En situaciones que no vemos apropiadas y que nos atañen directamente, me gusta este refrán: Mas vale vergüenza ajena que dolor de corazón. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Quise decir: Mas vale vergüenza en cara que dolor que corazón. Como verás Ana, no me da vergüenza rectificar mi equivocación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me temo que algunos nacen sin ese gen. un beso.

    ResponderEliminar
  6. Se dice que la vergüenza es un sentimiento pantalla. ¿Qué otros sentimientos hay detrás de la vergüenza? Muchas veces miedo a... no gustar, que te abandonen, que se rían, a sufrir,... suele estar unido a no valorarnos lo suficiente, a compararnos y creernos menos, a no estar a la "altura",... En cualquier caso es un mecanismo defensivo mediante el cual evitamos algo... evitamos esa "amenaza"... para mí es importante escuchar nuestra vergüenza, respetarla, y poco a poco ir afrontando los miedos y desmontando las ideas irracionales que tenemos.
    Un fuerte abrazo y gracias por este blog de sabiduría

    ResponderEliminar
  7. Falta-me o significado de "verguenza"

    Será o sentido do ridiculo?

    Se assim é, eu tenho esse sentido ou penso que tenho...

    Mas corretamente não posso responder!

    Falta-me a palavra principal...

    Gostei de o encontrar!

    Maria Luísa (os7degraus)

    ResponderEliminar
  8. A veces la vergüenza esta disfrazada de baja autoestima, es como nuestro disfraz. Es como un mecanismo de defensa, para protegernos de los demás. Y pasar desapercibidos.
    Ana un abrazo.




    ResponderEliminar
  9. No deberíamos avergonzarnos de ser y estar y presentarnos a los demás como somos, pero ocurre. Nos cuesta mostrarnos, preferimos escondernos, ser pero no estar... Muy interesante.

    ResponderEliminar
  10. Yo era tímida cuando era niña, pero después mi madre se encargó de quitarmela dándome coraje.

    La vergüenza creo que es otra cosa, es tener códigos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. Ana, se siente vergüenza y miedo cuando en uno mismo no se cree, cuando falta el pilar fundamental para la fortaleza y es creer en sí mismo.
    Sí, existe la vergüenza y la culpa, sobre todo en los humanos débiles que carecen de fortaleza para creer en sí mismos.
    Una muy buena y estupenda reflexión. Mil gracias.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar
  12. Nunca pude entender desde chica, a esas compañeras de colegio a las que jamás les había escuchado la voz.. no era mi caso. Sin embargo, a medida que fui creciendo descubrí que soy bastante tímida en algunos casos, no me gusta mucho la exposición, o que me expongan cuando no lo deseo. Coincido con Universo en que está acompañada de baja autoestima en muchos casos. Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Hello Ana:) It's a long time since I visited your blog. That was because of health problems. From now on I try to follow all your posts again!xx

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA