.

.

lunes, 28 de octubre de 2013

COMER MENOS, VIVIR MÁS



Restringir la ingesta calórica protege las neuronas de la vejez. Además, la capacidad de sobrevivir a periodos de escasez aumenta si se está entrenado a comer poco. Loa animales que sobreviven a periodos de escasez viven más, y las personas también.
Pero un detalle importante, quienes pasan periodos de hambre no deseados, por guerras o penuria, y lo toman como algo perjudicial y con gran enfado, tienen menos defensas, mientras que quienes ayunan voluntariamente, o controlan sus dietas, mantienen el buen humor y lo viven como algo fisiológico, tienen las defensas más fuertes.
Según un dicho ayurvédico, en la vida se tienen unas cuantas respiraciones, unas cuantas pulsaciones y unas cuantas raciones de comida, y cuando se acaban te vas.
Cada uno decide como gastarlas, si rápido o despacio, depende de los gustos.
Existen muchos estudios con animales, y también la experiencia de las personas longevas . Ya en mil novecientos  ocho el doctor Max Rubner señalo que todos los organismos disponían de una cuota de energía a lo largo de la vida. En mil novecientos treinta, Clive M. McCay, de la Universidad de Cornell, comparó un grupo de ratas al que daba comidas muy justas con otro al que alimentaba con comida abundante, el primer grupo duplicó el tiempo de vida con respecto al segundo.
Las poblaciones más longevas del Cáucaso, el Karakórum y los Andes consumen casi un tercio menos de calorías que un ciudadano occidental. Tienen en común una dieta semivegetariana, baja en calorías y en grasas. Otro factor que contribuye en gran medida a la salud y forma física es, sin lugar a dudas, la práctica habitual de ejercicio.

9 comentarios:

  1. Qué interesante lo que cuentas.
    Por suerte pienso igual, como muy sano (soy vegetariana además) y hago bastante ejercicio físico. Siempre pienso que es fundamental cuidar el cuerpo para estar feliz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Si es que ademas de interesante es verdad. Cuidar la alimentación, cuidar la mente y hacer ejercicio, esa es la base para una vida de calidad.
    Me gustaría poder decir que yo cumplo esas premisas pero no se mentir. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Hay que tener en cuenta ya no solo la cantidad de lo que comemos, sino la calidad, de los alimentos que llegan a nosotros, casi todos fabricados en laboratorios, por eso, la mayoría de personas que llegan a una edad muy avanzada, viven en lugares donde ellos cultivan su propio alimento. Por eso, creo que una dieta saludable y baja en calorías nos permite vivir en mejores condiciones físicas, pero no que nos alargue la vida. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Yo también pienso que se come demasiada cantidad. En los restaurantes me sobra la mitad del plato. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pues parece ser que las dietas de calorías restringidas reducen los daños oxidativos a las células y los órganos del cuerpo.
    Buen lunes.

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que a veces es mas la calidad de lo que comemos que la cantidad.
    Eso si los excesos son malos para todo.
    Buen consejo de todos modos.
    Gracias por ello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Con mis 60 me siento muy bien como de todo muy variado,camino entre 40 y 60 minutos diarios,abrazos, linda foto esas verduras se ven apetitosas pero se necesitan tambien las proteínas.
    Fiaris

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Ana, por compartir algo tan interesante, haces que todo parezca fácil.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ver estas coloridas delicias me abre el apetito, jiji.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA