.

.

lunes, 7 de octubre de 2013

EL CEREBRO CALCULA LA HORA



Nuestro cerebro es capaz de calcular el paso del tiempo.
Todos nosotros somos capaces de calcular aproximadamente el paso del tiempo y algunas personas lo consiguen con tanta exactitud que prácticamente no necesitan reloj para saber en qué hora y minutos del día viven.
Yo doy fe de ello. Cuando paso un tiempo viviendo rodeada de naturaleza y paso muchas horas al aire libre, luego cuando vengo a la ciudad con sólo mirar el cielo, se en la hora que estoy, me varío muy pocos minutos. La pena es que esa percepción se pierde al contagiarnos con el bullicio y las prisas de la ciudad.
Pero siempre sabemos más o menos por la hora que caminamos. Sin haber detectado ningún mecanismo de “relojería” en nuestro cerebro, los investigadores sugieren que las neuronas utilizan la luz y el sonido para controlar el paso del tiempo.
Hicieron una comparación;  si tiramos una piedrecita a un lago, el número de ondas que se forman en el agua es una pista sobre el tiempo que ha pasado desde la entrada de la piedra; cuando más lejos hayan llegado las ondas, más tiempo habrá pasado desde que lanzamos la piedra. De la misma manera el cerebro registra los acontecimientos que ocurren a nuestro alrededor mediante una cascada de mensajes químicos y eléctricos entre neuronas. Esto hace, permitir a la red neuronal calcular el tiempo transcurrido.

8 comentarios:

  1. De acuerdo, mi hermana sabe siempre la hora que es sin mirar ningún reloj.
    Yo lo se tocándome la nariz porque siempre es la hora que me sale de las narices. Espero que perdones mi segundo párrafo, es una broma, yo si necesito reloj. Un abrazo y otro en desagravio

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Es verdad que hay personas que con mirar al cielo te dicen la hora que es, yo para eso soy un desastre, bueno quizás haya que entrenarse para conseguirlo como para tantas otras cosas. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ester estas perdonada, las bromas también son necesarias, un abrazo y gracias por tu compañía, me gusta.

    ResponderEliminar
  4. Luzdemar, es que tú eres chica de ciudad desde siempre y por eso no te fijas en el cielo, desde ahora a entrenarte todos los días, es broma, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana.
    No sé, a mi creo que me costaría adevinar la hora, calcularla bien, paero a ciencia cierta no.
    Perdón por mi tardanza en visitar, he estado unos días ausente (asunto familiar) pero ya estoy de vuelta y acabo de publicar.
    Una buena semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  6. Interesante, Ana, gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Creo que es cierto, yo vivo en el campo y por la luz puedo saber la hora que es... El reloj mide tiempos, pero no el tiempo, es mi opinión.

    ResponderEliminar
  8. Así es Ana, el cerebro calcula la hora, pero no sabe jamás que pasará. Yo, dejo pasar mis horas, pero eso no quita que él no deje de calcular.
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA