.

.

martes, 1 de octubre de 2013

LOUISA MAY ALCOTT



Louisa May Alcott nace el veintinueve de Noviembre de mil ochocientos treinta y dos (el mismo día que había nacido su padre, treinta y tres años antes) en Germantown, Pensilvania.
Su padre fue el educador y filósofo Bronson Alcott, lo que sin duda influyó poderosamente en su formación.
Educada en Boston, tuvo entre sus maestros a importantes escritores, como Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau. Su futuro en el mundo de la literatura, se adivinaban desde su infancia.
Empezó a escribir en mil ochocientos sesenta durante la Guerra de la Independencia, donde fue enfermera en el Hospital de la Unión.
Sus cartas a casa, revisadas y publicadas en el Commonwealth, y recopiladas como “Escenas de la vida de un hospital”, demostraron un agudo poder de observación y crónica, además de sana dosis de humor retrospectivo, ganándose su primer reconocimiento crítico, más tarde se inició en los relatos de misterio. Más de trescientas novelas abalan su tendencia hacia este género, pero, sin embargo, sus grandes éxitos serían tres novelas cargadas de sentimiento. Mujercitas quizá la más famosa novela de la literatura norteamericana, y sus dos derivaciones, Hombrecitos y Los muchachos de Jo.
Louisa May Alcott, fue una mujer inteligente, hábil y astuta, además de una escritora brillante. Está considerada como una de las más grandes escritoras de los Estados Unidos, sin que nadie le discuta, el primer lugar que ocupa en la más famosa.
Murió en Boston el seis de Marzo de mil ochocientos ochenta y ocho, el mismo día que su padre era enterrado.

4 comentarios:

  1. Lo que me llama la atención, es la coincidencia de las fechas de su nacimiento y muerte, con las de su padre. Gracias por compartir. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Si, es verdad a mi me paso lo mismo cuando lo leí lo de las fechas, a parte me encanto la biografía de esta mujer, aquí hago un ligero resumen pero su historia y la de su padre son fantásticas. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Mi niñez y adolescencia disfrutaron mucho de sus libros, incluido "Una señorita anticuada".

    Me has traído recuerdos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA