.

.

domingo, 13 de junio de 2021

SAN ANTONIO

San Antonio nació en Portugal, pero adquirió el apellido por el que lo conoce el mundo, de la ciudad italiana de Padua, donde murió y donde todavía se veneran sus reliquias. León XIII lo llamó "el santo de todo el mundo", porque su imagen y devoción se encuentran por todas partes. Llamado "Doctor Evangélico". Escribió sermones para todas las fiestas del año "El gran peligro del cristiano es predicar y no practicar, creer pero no vivir de acuerdo con lo que se cree" -San Antonio "Era poderoso en obras y en palabras. Su cuerpo habitaba esta tierra pero su alma vivía en el cielo" El "Pan de San Antonio" Durante su festividad, en las iglesias que llevan su nombre, se reparte el llamado "pan de San Antonio", devoción que proviene del milagro con el que revivió Tomasito. Según el Padre Oliviero Svanera, Rector de la Basílica de San Antonio de Padua "el pan de San Antonio es sinónimo de caridad". El sacerdote explica la relación del origen de este gesto de caridad con un milagro de San Antonio de Padua. "El nacimiento de esta tradición se remonta a uno de los milagros del santo que tuvo como protagonista a Tomasito, un niño de 20 meses que se ahogó en un pozo de agua. La madre, desesperada, invocó la ayuda del santo e hizo una promesa: Si obtenía la gracia - de que su hijo salvase la vida -, iba a darle a los pobres el mismo peso en pan que el peso del niño. Y el pequeño, milagrosamente, volvió a la vida”, según cuenta Aciprensa. La devoción a San Antonio de Padua y la promesa de la mujer se mantienen vivas en muchas parroquias. Estos templos suelen tener pequeñas cajas con el lema "Para el pan de los pobres". Su finalidad es recaudar entre los fieles para poder ayudar a los más necesitados. "El Pan de los Pobres" es un símbolo que explica la vida de este fraile y sacerdote franciscano.