.

.

miércoles, 2 de octubre de 2013

LEYENDA CHEROKEE


Un padre  lleva a su hijo al bosque, le venda los ojos y lo deja solo. Él tiene la obligación de sentarse en un tronco toda la noche y no quitarse la venda, hasta que los rayos del sol de la mañana brillen a través de ella. Él no puede clamar por ayuda a nadie. Una vez que sobrevive la noche, él es un hombre. Él no puede decir a los otros chicos de esta experiencia, debido a que cada chico debe entrar en la masculinidad por su cuenta.

El chico está aterrorizado naturalmente. Él oye toda clase de ruidos. Bestias salvajes deben de estar seguramente a su alrededor. Quizás algún humano le puede hacer daño. El viento soplaba en la hierba y en la tierra,  pero se sentó estoicamente sobre el tronco, sin quitarse la venda. Sería la única forma en que podría llegar a ser un hombre.  Finalmente, después de una noche terrible el sol apareció y se quitó la venda de los ojos. Fue entonces cuando descubrió a su padre sentado en el tronco al lado de él. Había estado en vela toda la noche, para proteger a su hijo del peligro.

También nosotros, nunca estamos solos. Incluso cuando no nos demos cuenta, Dios vela por nosotros, sentado en el tronco junto a nosotros. Cuando llegan los problemas, lo único que tenemos que hacer es llegar a él. El hecho de que nosotros no podamos  ver a Dios, no significa que él no está allí. "Porque por fe andamos, no por vista."

9 comentarios:

  1. Que bonito Ana. El ser humano siempre necesita creer en algo o alguien que vele por el, de hecho hay veces, que presentimos que a nuestro lado hay algo o alguien que nos cuida y es que como se dice: La fe mueve montañas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Una historia muy hermosa. Gracias por mostrarla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. excelente eleccion para que compartas con nosotros, feliz miercoles!!

    ResponderEliminar
  4. Una bella historia, hacen falta leerlas de vez en cuando. Ana el domingo te doy la bienvenida en mi blog, lo hago cuando que llegáis y os quedáis, espero que vengas de vez en cuando. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Gracias!!! Y no solo que Dios está ahí siempre y nunca nos pone algo que no podamos asumir y para lo que no estemos preparados. Nada es por casualidad y todo lo que nos llega es por algo,... sino que además es tan generoso, que por si dudamos, nos pone a otros maravillosos humanos en nuestro camino para cuando necesitamos un apoyo. Mil gracias

    ResponderEliminar
  6. Muy bonita historia; un padre nunca abandona a su hijo, le enseña a caminar, pero nunca se aleja demasiado..
    No estamos solos, claro que no...

    ResponderEliminar
  7. Luzdemar, Susana, Sonia, Lola, Escuchando palabras, Ester, CaroLuna y Alicia muchas gracias por dejar vuestra impronta en este blog, vuestros comentarios me dan ánimo para seguir en la búsqueda de nuevos escritos, que os gusten y aporten algo de luz a nuestras vidas. Un abrazo para todas

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA