.

.

martes, 7 de mayo de 2013

HISTORIA DEL ZEN



El Zen remonta a la experiencia del Buda Shakyamuni que realizó el despertar en la postura de dhyana (zazen), en India en el siglo IV a.C. Esta experiencia se transmitió desde entonces de manera ininterrumpida, de maestro a discípulo, formándose así la sucesión del Zen.
Después de una implantación de cerca de mil años en India, el monje Bodhidharma trajo esta enseñanza a China en el siglo V d.C. El Zen, bajo el nombre de ch’an conoció entonces un gran florecimiento en este país, encontrando en él un terreno favorable para su desarrollo. Fue sobre todo en ésta época en la que el Zen afirmó su originalidad y la pureza de su práctica.

En el siglo XIII, el monje japonés Dogen, después de una estancia en China, llevó el Zen a Japón. Fundador de la escuela Zen Sotot, el maestro Dogen es considerado como el filósofo más grande del Budismo, junto con Nagarjuna en India en el siglo III. El Zen influenciará profundamente en toda la cultura japonesa, más de veintemil templos confirman hoy este florecimiento.

En el siglo XX Occidente empezó a interesarse en el aspecto filosófico del Zen, mientras que en la misma época, en Japón, Kodo Sawaki, daba un nuevo impulso a la práctica, por entonces bastante debilitada. A la muerte de Kodo Sawaki, su sucesor, Taisen Deshimaru, vino a Francia para traer a Occidente la esencia de esta enseñanza, como Bodhidharma había ido a China mil quinientos años antes.


8 comentarios:

  1. hola ana cielo a mi me gustaria saber yoga a veces me encuentro tan estresada que no se como tranquilizarme besitosssssss

    ResponderEliminar
  2. Querida Embrujo, eso de hacer yoga es fácil, sólo tienes que buscar un centro de yoga y asistir a clase, si estuviéramos más cerca yo estaría encantada de ser tu profesora, para el estrés y el cuerpo en general, no hay nada mejor, ¡Anímate! A practicar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. GRACIAS ANA POR VENIR A MI RINCONCITO.
    ES UN PLACER PARA MI, AMIGA.
    YO TENGO TANTO ESTRES QUE ME VENDRÍA BIEN RELAJARME UN POCO, PERO NO ES FÁCIL.
    MUCHOS BESOS

    ResponderEliminar
  4. Para el ritmo de vida que llevamos hoy día, estas enseñanzas son muy importantes, ya que aplicando la técnica correcta, podríamos llegar a conseguir la paz interior, tan apreciada y buscada por todos nosotros. Gracias por la información. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. En estos tiempos lo tenemos un poco más difícil a la hora de encontrar la quietud y de llevar una vida sin prisa ni agobios, pero si nos lo proponemos lo conseguimos, tampoco es necesario retirarnos a una cueva en la montaña, sólo hay que aplicar lo que tenemos y ¿qué tenemos? Pues la meditación, la podemos llevar a cabo en cualquier sitio o lugar, da igual lo concurrido que esté, nosotros a lo nuestro. Un abrazo para Luján y para Luzdemar

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana! Ojalá todos el mundo entendiera la importancia de recurrir a estas prácticas ancestrales para enfrentar el estrés que vivimos a diario. Gracias por recordárnoslo. Besitos!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Inma_Luna, besos

    Como tú dices Carolina, si tomásemos estas prácticas otra cosa sería para nosotros y para el mundo en sí. Besos

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA