.

.

miércoles, 29 de mayo de 2013

CONTEMPLACIÓN




Nuestro cuerpo nos permite relacionarnos con nosotros mismos y con el exterior, nos proporciona experiencia a cuatro niveles, biológica, emocional, mental y espiritual.
Al cuidarlo potenciamos estas experiencias y las mejoramos en todos sus aspectos.
Practicar yoga nos permite entrar en un espacio de bienestar emocional, un lugar espiritual donde reina el silencio, la compasión, la alegría, la simplicidad y la dicha.
La palabra yoga significa unión. La unión de cuerpo, mente y espíritu.
Podemos hacer un gran ejercicio, como es la contemplación de nuestros sentidos
 Nos quedamos unos minutos al día en silencio, y escuchamos los cinco sentido, apreciamos el sabor de nuestra boca, observamos lo que vemos, escuchamos los sonidos, captemos los olores y advertimos el tacto con nuestra ropa.
Si estamos de pie, notamos el contacto de nuestros pies con el suelo e intentamos llevar el paso del cuerpo sobre ellos, aflojamos las rodillas, para sentir libre la pelvis. Prestamos atención a la espalda y notamos cómo la columna vertebral se aligera y se expande. Relajamos el tronco y las cervicales. Proyectaremos una línea imaginaria saliendo de nuestra coronilla y que nos une al cielo.
Finalmente nos centramos en la respiración, inspiramos, retenemos y alargando la espiración vamos soltando todo el aire. Enseguida observamos, que la respiración se calma, se hace más larga, tranquila y silenciosa. La paz y la quietud inundan nuestro ser.

8 comentarios:

  1. Que gusto Ana, este post ha sido mi clase de yoga de hoy. Muy bonito Ana.

    ResponderEliminar
  2. Pues ale Luzdemar, a ponerlo en práctica, ya que vas a hacer novillos en el mes de Junio, ponte esta contemplación como ejercicio todos los días y veras que bien te sientes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por recordarnos que el yoga es más que poner posturas complicadas ejercitando el cuerpo, y que lo importantes es esa unión con uno mismo y con la divinidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me parece muy bueno el ejercicio que has compartido Ana! A ponerlo en práctica entonces!! Que tengas un muy buen día. Un abrazoooo

    ResponderEliminar
  5. Creo que es una maravillosa forma de empezar el día, siguiendo esos ejercicios que nos aconsejas a diario.

    Mucha gracias por enseñarnos el modo de hacerlo, ahora es cuestión de seguirlos paso a paso.

    Un beso grande Ana.

    ResponderEliminar
  6. GRACIAS QUERIDA AMIGA POR VENIR A MI TÉ COMO TODOS LOS MARTES, ES UN PLACER COMPARTIR ALGO DE MI CON USTEDES QUE SIEMPRE ME DAN MÁS DE LO QUE YO PUEDO BRINDAR.

    UN BESO GRANDE.

    YO TENDRÍA QUE IR A YOGA PARA DESCARGAR TENSIONES, ES EXCELENTE.

    ResponderEliminar


  7. Esta mañana después de levantarme y cuando ya me disponía a salir a la calle, me asaltó la indecisión, de no saber que ponerme...

    Y de pronto el niño que aún llevamos dentro me sugirió que me vistiera de felicidad, ya que así cuando me encontrara con los amigos la podría compartir...

    No sé si ha sido una idea afortunada o no, pero el hecho es que aquí estoy esperando que la aceptes a través del silencio de las palabras, que son el portavoz de mis sentimientos...


    Quisiera que mañana al despertar, el alba te pintará un paisaje lleno de caléndulas de mi parte para ti!!


    Un abrazo de despida bajo la alameda de los ruiseñores...


    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  8. El yoga bien usado es la poténcia del alma en sus múltipkles variedades.

    Nosotros practicamos raja yoya i tai xi...



    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA