.

.

martes, 21 de mayo de 2013

FE



La fe puede mover montañas, ese es el dicho. Cuando tenemos fe, podemos lograr grandes cosas. Cuando  estamos en ese estado, sabemos con certeza que todo lo que sucede es perfecto, y nuestros planes son firmes con lo divino. No hay temor, ni miedo al futuro, todo es perfecto.

Contra ella es muy posible caer presa de la duda. Y cuando dudamos, toda nuestra vida se paraliza, reaparecen temores, y estos nos llevan a la inacción. La duda  mata a esa pequeña llama, que es nuestra  fe, impidiéndonos ser lo que realmente somos. Es un trabajo de conciencia en cada momento, para traernos a este estado de conexión con nuestra divinidad, pero lo que es un verdadero regalo, es vivir con la certeza y la fe sin límites.

No hablo de una fe impuesta, para que creamos en esto o aquello, tampoco de una fe de índole religioso. No, hablo de una fe esencial en nuestros corazones, una fe que nos vuelve puros como niños, inocentes, humildes… pero no ignorantes. Esta fe se adhiere  a nosotros en nuestra mente y alma. Cuando tenemos verdadera fe, todo en lo que creemos y deseamos, se hace realidad.

Fácil no es tener una fe inmutable, porque siempre estamos en lucha con nuestros demonios interiores. Esto nos recuerda lo fácil que es buscar la felicidad fuera y olvidar que todo lo que necesitamos para vivir está dentro de  nosotros.

11 comentarios:

  1. Precioso como expones la gran verdad de la vida, te estaba leyendo y es como si saliera de mi propia alma ya que es muy parecido a mis conversaciones interiores constantes, gracias Ana, tu alma es una fuente de agua clara.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ambar, por leer lo que que publico y cuando me decis que os gusta, mi alma rebosa de alegría. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El ser humano nunca debería perder la fe, porque perdería la confianza en si mismo, con lo que eso conlleva de negativo para nuestra existencia. Muy bonito Ana. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Podemos decir que la falta de fé empezando por uno mismo es como una emoción molesta que nos bloquea en la decisión y la acción.
    Cuando no la tenemos, nos sentimos inseguros y todo lo que queremos hacer se torna más complicado y nos paralizamos en la acción, por lo tanto a todos nos vendría bien un poquito de ella al menos.
    Saludos Ana.

    ResponderEliminar
  5. Luzdemar, tener fe en uno mismo es lo más grandioso, con fe no ha obstáculo que nos detenga. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Londonnek, cuando la fe falla, el desanimo se apodera de nosotros y no encontramos ni el momento ni el lugar para emprender una acción de crecimiento, nos marchitamos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Ana.
    Que linda entrada..... y es muy cierto amiga, cuando se tiene fe se pueden lograr muchas cosas.....Un besito y buena semana...

    ResponderEliminar
  8. LA FE PARA MI NO TIENE QUE VER CON ALGO ESTRICTAMENTE RELIGIOSO, SINO CON UNA FUERZA INTERIOR QUE TE LLEVA A SEGUIR ADELANTE CADA MAÑANA.
    UN BESO
    ME GUSTÓ MUCHO ESTA ENTRADA, PRECIOSO MENSAJE.

    ResponderEliminar
  9. La fe, que yo vivo y practico es la fe en creer en mi misma.
    Si yo no me empujo para adelante nadie lo hace...
    Besos buen post

    ResponderEliminar
  10. Buenas noches Ana,
    adoro y comparto esta edificante entrada, es hermosa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto querida amiga, la fe mueve montañas... pero cuando se impone el razonamiento, está como duro inflamarse de fe. Pero tus palabras son ciertas y como humanos que somos la fe es un arma poderosa. Hay que trabajarla.
    Me gustan mucho tus entradas porque nos ayudas a reforzar el alma y conducta humana.
    Abrazos y gracias por tu presencia y comentario.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA