.

.

martes, 5 de marzo de 2013

CLAIRE




El Sábado día dos, partió para nuevas y bellas praderas Clairee. Que el universo te acoja, te guíe y tu luz brille en el firmamento. Te recordaremos por mucho, mucho tiempo, siempre permanecerás entre nosotros. La vida no termina, sólo que tu energía ha cambiado de plano o dimensión y ahora empieza una nueva faceta en otro lugar.
 Si pudiésemos tener consciencia de lo efímera que es nuestra vida, tal vez pensaríamos dos veces antes de ignorar las oportunidades que tenemos de ser y de hacer felices a los demás.
Muchas flores son cortadas muy pronto, demasiado pronto, algunas apenas un retoño. Hay semillas que nunca brotan y hay otras flores que viven la vida entera hasta que, pétalo a pétalo, tranquilas, pausadas, sin miedo, se entregan al viento.
A los humanos y a los animales nos pasa lo mismo y no hay manera de adivinar o saber cuánto tiempo nos queda de estar aquí, en este planeta.
 Cuando llega el momento de la partida, da igual la edad que se tenga, si verdaderamente hay que partir no importa la enfermedad que se pueda tener, pues hay enfermedades muy graves que sin explicación se curan y otras sin importancia, simples, al final se complican para que el ser se marche.
Tendríamos que estar preparados para la muerte al igual que estamos para la vida.
Para algunas personas hablar de muerte es tema tabú y en muchos hogares jamás se toca esa materia. No es mi caso, desde que yo me recuerdo siempre he hablado sobre la muerte con toda naturalidad y es que es, eso, algo natural desde que nacemos no hay nada más seguro.

3 comentarios:

  1. Hola Ana. Este recordatorio que haces emana cariño, sensibilidad, conformismo y a la vez tristeza. Además de enseñarnos, a tener una vida mas feliz, ya que no sabemos el tiempo que estaremos aquí y a ver la muerte como es, algo natural, por muy dolorosa que sea. Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito, tierno y entrañable. Mi nena...

    Ad astra Claire.

    ResponderEliminar
  3. Dios bendiga su almita. Me siento agradecida por los momentos que he compartido con ella y las experiencias que hemos vivido.
    La nena... lucecita del camino

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA