.

.

martes, 30 de abril de 2013

OBSERVANDO NUBES



¿Quiénes, no hemos observado las formas que nos dan las nubes? Creo que todos hemos jugado a adivinar que figuras nos mostraban las nubes con sus perfiles, un elefante, un caballo, un sabio…, es fascinante, los niños lo saben bien, ellos tienen una mirada nueva para todo lo cotidiano.
Al salir a la calle no nos de vergüenza y miremos al cielo. Lo tenemos tan a la vista, a menudo no reparamos en su belleza efímera, en su poesía, no hay nada más  fascinador. Así que, a buscar esas figuras que nos brindan las nubes con sus originales formas, volviendo a tener la ilusión,  imaginación y alegría de un niño. (La edad no importa).
Ese cielo cambiante, que está ahí saludándonos todos los días, que nos regala el aire del cual vivimos, el agua fecundadora de la lluvia, la luz que nos ilumina y nos da calor, el horizonte que nos proporciona perspectiva, ese cielo puede ser muy inspirador y hacer que nuestra imaginación crezca.
El cielo es el lugar que hemos poblado de ángeles, dioses y héroes. Lo que la tierra tiene de gravedad y corporalidad, el cielo lo tiene de ligereza y de espiritualidad. La tierra nos enraíza, el firmamento es la puerta de lo infinito.

lunes, 29 de abril de 2013

INTELIGENCIA



La inteligencia se suele definir como una capacidad mental muy general, utilizada hábilmente para razonar, resolver problemas, aprender y adaptarnos.
No existe una única inteligencia sino muchas, cada una vinculada a alguna habilidad específica. Hay personas con una capacidad excepcional en un solo ámbito, otras que gozan de varias inteligencias en un grado elevado, otras tienen un nivel elevado en algunas y muy bajo en otras, y otras personas que tienen un nivel medio en todas. Existen tantas combinaciones como personas. Por ejemplo, Einstein sobresalía en inteligencia especial y lógico-matemática pero demostraba poca inteligencia a la hora de relacionarse con los demás, según parece no era nada hábil en el trato social.
Para descubrir nuestra forma peculiar de ser inteligentes, podemos prestar atención a cuáles son las conductas más habituales, las que más nos gustan y nos hacen  sentirnos mejores y más competentes.
La inteligencia influye en procesos como la atención, la percepción, la memoria y el aprender, también alcanza a lo emocional y a la motivación.
Cada uno tenemos que identificarnos y construir nuestra propia manera de aprender y de estar en este mundo. Nuestro objetivo es sacar el máximo potencial de nosotros mismos, obtener el mayor rendimiento posible de nuestro cerebro y de nuestra mente en los diferentes ámbitos de la vida, para vivirla lo más plena y significativa posible.

jueves, 25 de abril de 2013

LA BONDAD





La bondad puede parecer que es una cualidad en tiempo de horas bajas, especialmente en este mundo lleno de violencia. Sin embargo, la vida cotidiana está repleta de pequeños gestos de bondad, gestos que no son noticia, pero que dan sentido a nuestra vida.
Está demostrado que las personas bondadosas son más felices, más sanas, más longevas y tienen mayor autoestima. La bondad es una actitud valida de por sí, pero también es bueno recordar que de ella se derivan muchas otras ventajas, como una salud mejor, un mayor éxito y un mayor rendimiento en general.
La bondad vive de sentimientos, pero también de inteligencia, compasión y a la vez de sabiduría práctica, para tener capacidad de perdonar, tener gratitud, paciencia, honestidad…
La verdadera bondad es capaz de comprender al otro, de prever sus reacciones y mirar más lejos.
Cuando somos amables, bondadosos y nos abrimos a los demás, nos sentimos mejor, ahorramos energía que perderíamos  con sospechas, preocupaciones, resentimientos, manipulaciones o una actitud de defensiva. Al eliminar lo superfluo, la bondad nos permite gozar absolutamente de ser. La mejor manera de ser bondadosos es no esperar nada a cambio. Simplemente ayudar porque es justo y hermoso ser así, las ventajas son infinitas. Un pequeño gesto de bondad, una sonrisa, una palabra de ayuda, un sentimiento de amistad, un hecho de solidaridad… el mundo avanza gracias a ellos, cada día se realizan innumerables actos de bondad, en la naturaleza humana forma parte la bondad.

miércoles, 24 de abril de 2013

EL SENDERO DEL TAO



La tendencia más común del ser humano, es hablar de sí mismo, de dinero, de bienes, de lo compasivo y generoso que es y así, siempre alardeando y jactándose.
El Tao dice que escondas todo aquello que es hermoso en ti, que nunca lo exteriorices, cualquier cosa que sea verdad, o valiosa, escóndela, porque siempre que se esconde una verdad en el corazón, crece como una semilla oculta en la tierra. No la saques fuera.
Si tiramos una semilla en la calle no encontrará tierra buena, será estropeada y morirá, no volverá a nacer.
Hay que tratar todo lo bello, bueno y verdadero igual que si fuese una semilla. Tenemos que proporcionarle un terreno fértil, un lugar oculto en el corazón, no hacer ostentación. Resulta que todos hacemos lo contrario, ocultamos todo lo erróneo, no queremos que los demás se enteren  y escondemos lo feo. De ahí viene la infelicidad, porque lo feo prospera y lo bello se pierde. Lo falso crece, se convierte en semilla y lo verdadero lo tiramos.
Si no aparecen flores en nuestra vida es porque nunca hemos hecho lo adecuado, esconder la semilla de la flor en el interior. Eso que parece tan absurdo es el sendero  y una de las claves más secretas del Tao.
Una persona del Tao es corriente, normal, absolutamente normal. Nadie sabe quién es, nadie sabe qué lleva en él, nadie conoce su tesoro. Nunca hace publicidad, nunca trata de demostrar nada.

martes, 23 de abril de 2013

LAS RODILLAS



Las rodillas son algo más que la mayor articulación del cuerpo. En ellas parece encarnarse el poder y la humildad, mientras que el miedo, el amor y la vejez las hace temblar.
Según los antiguos griegos, los dioses sostenían sobre sus rodillas los destinos y dones reservados para la humanidad.
Las rodillas han sido representadas como el principal asiento de fuerza corporal, símbolo de autoridad y poder social.
Ellas nos abren la puerta de la aceptación y flexibilidad interior. Ante los grandes misterios, nos postramos de rodillas. De rodillas pedimos perdón, suplicamos, capitulamos y doblegamos nuestros bríos. Las rodillas configuran ese punto del cuerpo que evoca nuestro origen y nos acerca más a la tierra. Encarnan ese lugar protegido y frágil, donde guardamos la humildad, la devoción, la sinceridad, la modestia y la rendición.
Para la medicina tradicional china, las rodillas representan los guardianes externos de la energía de los riñones. En estos órganos se almacena la energía vital, de la cual depende que la vida se desarrolle y se consume.
También la energía del agua que rige los riñones y la vejiga, psicológicamente se encuentra relacionada con la rigidez y la incapacidad de aceptar los cambios.
Cuando existe o perdura una conducta de resistencia, en las rodillas se manifiesta las molestias producidas por la tensión que se genera en la lucha interior.
Unas rodillas débiles están asociadas con una vida temerosa. Mientras que unas rodillas tensas o rígidas, que limitan la flexibilidad, se relacionan con una personalidad arraigada, poco espontánea, con dificultad para cambiar o adaptarse a situaciones imprevistas. La vitalidad, seguridad y espontaneidad se reflejan en unas rodillas flexibles, que se sienten ligeras en sus movimientos, capaces de saltar y caer con soltura y precisión.
El yoga y el ciclismo son dos actividades optimas para fortalecer y mantener unas rodillas agiles y flexibles. Cuidarlas nos enseña a vivir.

MÚSICA