.

.

miércoles, 3 de abril de 2013

NUESTRA INTENCIÓN



La intención positiva dentro de nosotros, que llamamos objetivo, deseo, sueño, proyecto, meta… Hace que nos esforcemos por crecer por adquirir nuevos conocimientos. La intención se afirma dentro de nuestra mente y va a guiar nuestras percepciones y nuestro comportamiento en una dirección favorable para la realización de dichas  intenciones.
Hay veces que cambiamos de intención, que nos pasamos la vida jugando con ellas, y a menudo saltamos de una a otra sin que tengan tiempo de madurar en torno a algunos proyectos concretos o metas. Tenemos que dejar que la intención actué, sin obsesión, a veces tenemos esa intención en nuestra mente y si la analizamos o razonamos, seguramente pensaremos que jamás se hará realidad, pues los puedo asegurar que esas intenciones que tenemos guardadas en un rinconcito de nuestra mente, se hacen realidad y se cumplen, a mi me ha pasado.
Para sentirnos vivos, la intención es siempre una forma instructiva, pone en orden nuestros deseos y la coherencia en su coyuntura. Permite que nosotros alimentemos a una serie de expectativas para el futuro, el mecanismo de intención, literalmente da unas miras a los acontecimientos que nos encontraremos. Esta estructura también se refiere tanto a nuestros objetivos, qué queremos lograr u obtener como a los valores con los cuales queremos llevar a cabo esos objetivos.
La intención es también dinámica, organiza su propia realización. Se pone en marcha y dirige su motivación y deseo de actuar, y mantiene el mismo deseo aunque haya  reveses y dificultades.

5 comentarios:

  1. Hola Ana. Te felicito por haber conseguido tu sueño. Se puede tener intención de hacer algo, pero como no sea con empeño y voluntad seguro que se queda en eso, solo un sueño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luzdemar por ser tan constante en tus comentarios. La verdad es que siempre tenemos sueños, en unos ponemos más conciencia y son los que se cumplen y otros sabemos de antemano que no se van a realizar, porque ya nosotros ponemos esas trabas y esos miedos, entonces con miedos no se cumple nada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No deberiamos dejar que la desidia y la indiferencia nos conviertan en personas vacías, no pospongamos nuestras intenciones en el tiempo, y seamos consecuentes con nuestros propósitos ya que en el fondo es la pereza mental la que nos limita. Quizás, si nos lo proponemos con firmeza, podamos llegar a conseguirlo y hacer de ese mar de intenciones una realidad palpable.
    Saludos Ana.

    ResponderEliminar
  4. Ana, vi esta noche que tenía una nueva "seguidora" en mi blog y entré a visitarte!

    Te felicito por toda esa vida tan intensa y plena que has llevado. Clases de yoga... afición y pasión por la pintura... una vena y talento innegables para la escritura... En México decimos: "eres todo un estuche de monerías"!!!

    Me encanta conocer a personas tan inquietas y ávidas de conocimiento como lo he sido yo misma... Así es que estamos aquí, el el camino del despertar y del cobrar consciencia!


    Un abrazo luminoso!

    Elvira G.
    http://elvirajehacialaluz.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Gracias Elvira por tu visita a este blog. Si que tengo inquietudes, pero no hago tantas cosa como a mí me gustaría hacer, en fin ahí estamos haciendo hasta donde se puede. Un abrazo de luz

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA