.

.

lunes, 8 de abril de 2013

LONGEVIDAD




Li Ching-Yuen nació en la provincia de Szechuan, en el pueblo de Xian Qi Jiang. Según su relato, nació en 1736. Sin embargo en 1930, el profesor Wu Chung Chieh de la Universidad de Chengdu halló unos documentos de la época de la China Imperial en donde se registraba que en 1827, el gobierno felicitaba a Li Ching Yuen por su cumpleaños número 150, todo un record. Lo mejor es que, al final del registro, había otra felicitación por cumplir 200 años en 1877, de lo cual se deduce que este hombre nació en 1677.
Un corresponsal del New York Times escribió que muchos de los ancianos en el barrio de Li, afirmaron que sus abuelos le conocieron cuando eran niños, y que en ese momento era un hombre ya adulto.
De acuerdo con lo que cuenta la gente del lugar, Li a temprana edad emprendió la búsqueda de la longevidad recolectando hierbas y viajando. En su primer siglo se la paso vendiendo hierbas recogidas por otros. En 1749, cuando tenía 71 años de edad, se trasladó a Kai Xian para unirse al ejército chino como maestro de artes marciales y asesor táctico.
fue un maestro chino taoísta, experto herbolario, practicante de Chi Kung y asesor táctico del gobierno chino. Algunas fuentes chinas afirman que vivió hasta la edad de 256 años, siendo el hombre más viejo del que se tiene registro escrito hasta la actualidad.
A la edad de cincuenta años, cuando Li Ching fue a las montaña para recoger algunas hierbas, se encontró con un viejo ermitaño que vivía en las montañas el cual le enseñó Baguazhang y un conjunto de ejercicios de Chi Kung con instrucciones específicas acerca como respirar, la repetición de movimientos coordinados con sonidos específicos que trabajan sobre cada órgano del cuerpo, y recomendaciones dietéticas.
Según Da Liu, discípulo de Li Ching, dice que la longevidad de su maestro se debe al hecho de que realizaba sus ejercicios todos los días, de forma regular, correctamente y con sinceridad.
En 1927, 6 años antes de su muerte, Li Ching fué invitado por el general Yang Sen a visitarlo en su casa. El general estaba fascinado por su juventud, fuerza y destreza a pesar de su avanzada edad. Su famoso retrato fue fotografiado allí.
Al regresar a casa, murió un año después. Algunos dicen que por causas naturales, otros afirman que le dijo a sus amigos”He hecho todo lo que tengo que hacer en este mundo, es ahora de ir a casa”.
Sostuvo que la calma interior y la eliminación del pensamiento, son la clave para hacer circular el Gran Elixir. Su dieta se basaba en arroz y vino. También consumía gingseng y La Centella Asiática.
Jules Lepine, bioquímico francés, viajó a China y estudió sobre la planta. En ella, encontró un poderoso alcaloide de efectos rejuvenecedores en su semilla.
Según todos los datos que se encontraron, parece que Li Ching Yun consumía sobre todo una dieta de plantas silvestres y frutas. Existe evidencia de que comía pescado con frecuencia y de vez en cuando carne de animales silvestres (alrededor de dos veces al año).
Además practicaba con regularidad el Chi Kung, un arte con objetivos orientados al mantenimiento de la salud, de movimientos lentos y que también en algunos casos, especialmente en China, se puede prescribir con objetivos terapéuticos específicos.

4 comentarios:

  1. Personalmente me parece imposible teniendo en cuenta que no hay datos extrictamente claros al respecto, pero con la naturaleza humana nunca se sabe y la verdad es que seria alucinante que fuera cierto incluso con bastantes menos años.
    Gracias por compartir Ana.

    ResponderEliminar
  2. Ya se sabe que en la historia se cambian datos y fechas, pero según los documentos que aporto un amigo suyo el día de su fallecimiento, 6 de mayo de 1933, había nacido en 1677 y en 1927 cuando fue invitado a un palacio por el general Yang Sen y donde se le hizo la única foto que hay de él y donde se le ve muy bien.
    Hoy en día se sabe que hay pueblos tanto en Japón como en China, donde la longevidad es alucinante, sobre todo para nosotros que nos ponemos la meta mucho más corta. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy curioso Ana. No sabia de la existencia de este señor. Gracias por la información. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Porqué no puede ocurrir!!! Cada espiritu tiene una misión que cumplir, y cuando termina su trabajo o su aprendizaje tiene que partir. De todo puede pasar...

    Una historia muy interesante Ana. Conozco la filosopfía china, su cultura y su modo de vida.

    Lástima que el materialismo, ahora sea prioritario en aquel pais.

    Un beso y mil gracias por enseñarnos.

    ^____Pili_____^

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA