.

.

lunes, 3 de junio de 2013

SECRETOS



Todos cuando hemos sido pequeños nos ha gustado lo de tener secretos, con los amigos, padres, hermanos…
-Te voy a decir un secreto, pero no se lo digas a nadie.
-¿Sí te cuento un secreto, lo vas a decir?
¿Quién no recuerda alguna frase como estas?, si no de nosotros de nuestros hijos.
Cuando se es niño, hacemos de cualquier cosa un inmenso secreto.
A medida que vamos creciendo y va aumentando la consciencia, disminuye la necesidad de mantener secretos personales, es más si tenemos alguno lo liberamos, ya no va con nosotros.
Los secretos, cuando los hay, van devorando silenciosamente nuestra alma y destruyendo relaciones. Un secreto es algo feo.
Cuando hacemos un pacto de secreto con alguna persona, nos desprendemos de una parte de nosotros mismos, si nos desprendemos de muchas partes, ¿qué nos queda?
Las personas con problemas de adicción, son las que mayor cantidad de secretos guardan. Para su recuperación deben abandonar la actitud de mantener secretos y engaños.
Sólo cuando vivimos nuestra vida abiertamente, aceptamos la responsabilidad de las decisiones que tomamos y nos responsabilizamos de nuestro comportamiento.

6 comentarios:

  1. Una cosa son nuestros pequeños secretos, que todos tenemos y otra los que nos minan por dentro, esos si debemos contarlos, para tranquilidad nuestra. Cuando una persona nos confía un secreto, debemos guardarlo muy bien, ya que ha depositado su confianza en nosotros, sabiendo que no lo vamos a proclamar a los cuatro vientos. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante. Yo creo q cuando somos pequeños los secretos cumplen la función de tener intimidad con la persona a la q se lo cuentas, es como crear un vinculo especial.
    Pero es cierto q los secretos minan y matan a la persona. Son los secretos familiares los q se van pasando generación tras generación (a veces ni siquira conscientemente, solo en actitudes) y generan muchas enfermedades, sufrimiento y empequeñece el alma de la persona y en general de la familia.
    Bonita reflexión. Gracias

    ResponderEliminar
  3. Me ha parecido muy original y profundo tu artículo de hoy. Es verdad que uno debe mostrarse de manera honesta ante uno mismo y ante los demás; y los secretos suelen revelar que algo vergonzoso no deseamos que salga a la luz. Muy brillante tu exposición.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. de cierta forma creo que todos somos un gran secreto que al ir creciendo se devela, y creo que todos tenemos secretitos inocentes o secretos lindos, pero como bien dices, las personas que sufren alguna adicción tienen secretos malos, secretos que se van comiendo el alma y esos hay que dejarlos ir ... excelente tema, muy buena entrada, gracias por la reflexión xoxo Eliz

    ResponderEliminar
  5. Luzdemar, CaroLuna, Hada, Elizabeth y Verónica gracias por vuestros comentarios, sois muy amables al pasaros por aquí, mil besos, repartíroslos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA