.

.

martes, 25 de junio de 2013

PRANAYAMA



Se llama pranayama a las diferentes técnicas de respiración, de yoga.
Pranayama es el vínculo entre los organismos fisiológicos y espiritual del hombre. Así como el calor físico es el eje de nuestra vida, el pranayama es el eje  del yoga.
La práctica del yoga comienza con la respiración. En la respiración está la clave de la vida. El ser humano inicia su existencia con la respiración y la termina con una última exhalación. La respiración marca toda nuestra  vida, es lo más primario, lo más elemental.
Al ser la función más básica es también la más determinante y la que más directamente condiciona nuestras vivencias de todo tipo. Podemos afirmar que según sea la calidad de nuestra respiración, así será la calidad de nuestra vida.
Cuando la respiración se suspende, la mente queda inmovilizada, debido a que los pensamientos se nutren de la energía que les suministra la respiración. Conscientes de la relación existente entre estos factores (cuerpo, mente y respiración), los yoguis investigaron a fondo las repercusiones de la respiración  y desarrollaron el pranayama, un conjunto de técnicas que regulan el proceso respiratorio y cuyos principales objetivos son: Purificar el cuerpo físico y el cuerpo energético. Equilibrar los flujos de las energías vital y mental.
La práctica del pranayama influye positivamente en todas las estructuras del ser humano; el cuerpo físico, el cuerpo energético y los niveles emocionales.
Mejora la captación del oxígeno y la eliminación del dióxido de carbona.
Estimula el rendimiento intelectual. Mejora la memoria y proporciona claridad mental.
Purifica las vías respiratorias y los pulmones incrementan su circulación sanguínea.
Asegura la apropiada circulación de los fluidos corporales en los riñones, estomago, intestino, hígado… Estimula el proceso digestivo. Purifica la sangre.
Tonifica el corazón, el sistema nervioso, la médula espinal y el cerebro.
Durante la retención se estimula la respiración de nuestras células. Otorga calma y serenidad.
Los textos clásicos del yoga afirman que la práctica regular del pranayama previene y cura muchas enfermedades y otorga una gran vitalidad.
El pranayama induce a un estado mental profundo que facilita la obtención de los estados de interiorización, concentración y meditación.

10 comentarios:

  1. Como siempre Ana compartiendo con nosotros tus conocimientos. Es verdad la importancia de la forma de respirar que tenemos, si fuésemos conscientes, nos daríamos cuenta las veces en las que nos causa mas perjuicio que beneficio. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Interesante y didáctico artículo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hay quien no cree que haya practicas con la respiración, pero últimamente he estado en un lugar con alguien cercano, y los ejercicios que le han puesto ha mejorado muchooooo.
    Solo hay que practicar y después opinar.
    Me ha gustado lo que nos ha dejado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la reflexión sobre el pranayama, sobre todo la importancia de la respiración al nacer la vida y al finalizar esta.
    Un buen conocimiento el que compartes... habrá que empezar a practicarlo y encontrar un estadio de relajación completo.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  5. Tu Luzdemar como practicante de yoga sabes de la importancia que tiene llevar una buena respiración durante la práctica. Una buena respiración, una respiración consciente nos puede devolver la salud o ayudarnos a no perderla. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Inma_Luna, no sólo hay prácticas de respiración, sino que con sólo la respiración ya se práctica yoga, y te puedo asegurar que los resultados son asombrosos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Gala, sí todos practicáramos respiración consciente nuestra salud sería excelente y todo nuestro ser, estaría en armonía y relajación. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ana, que interesante es lo que nos cuentas (gracias por compartirlo)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Como técnica de relajación es muy importante la respiración...especialmente abdominal ...
    Muy buen artículo
    Un abrazo Anita
    Cristina

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA