.

.

jueves, 26 de septiembre de 2013

LA MAGIA ESTÁ EN CADA INSTANTE



Cada día nos aguarda la magia maravillosa de cada instante, para acceder a ella sólo hay que estar abiertos y que nuestros sentidos y nuestra mente vibren al mismo compás.
La vida es tan sofisticada en lo grande como en lo pequeño. Tanto si observamos la grandiosidad del universo mirando una fotografía de una galaxia tomada por un telescopio espacial, como si prestamos atención a la delicada estructura de un copo de nieve.
Para gozar de esta visión, tenemos que estar en el presente en el aquí y ahora. De otra forma jamás capturaremos la magia cotidiana, si estamos lamentándonos de lo que nos sucedió aquel día o de aquello otro que tendría que haber sido de otra manera.
Tampoco lograremos encontrar la magia cotidiana si nos vamos hacia el futuro deseando que nos ocurra esto o aquello para lograr la felicidad.
El milagro del instante exige dejar de lado esas proyecciones, tanto al pasado como al futuro y ocuparnos de lo que está ocurriendo en donde estamos y en el momento que estamos.
 “Disfruta de las pequeñas cosas, porque tal vez un día vuelvas la vista atrás y te des cuenta de que eran las cosas grandes”
                                          Robert Brault

6 comentarios:

  1. Una cosa son, los momentos mágicos que todos hemos tenido a lo largo de nuestra vida y otra es saber que la magia está dentro de nosotros, quizás un poco adormilada por tanto ajetreo que llevamos hoy día, pero es bueno que la recuperemos haciendo que despierte de nuevo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Solemos estar tan obsesionados con preparar el futuro, que el día de hoy pasará sin que nos demos cuenta. Aprendamos a disfrutar de la fase actual de la vida que es "AHORA".
    Bonito texto,Ana.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡Magnífica y estupenda reflexión!
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.