.

.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

EL ELEFANTE



Los elefantes son los animales terrestres más grandes que constan actualmente.
Hoy en día existen dos especies diferentes de elefantes. El elefante asiático o indio y el elefante africano.
En Tailandia, los elefantes blancos son sagrados, y son  raros de encontrar y cuando son hallados hacen una ceremonia para cogerlos. Son un símbolo de buena suerte y de poder real, ya que todos los descubiertos han sido regalados a reyes.
El periodo de gestación es de 22 meses, el más largo en cualquier animal que habita en la Tierra. El peso al nacer comúnmente es 120 kg. Normalmente viven de 50 a 70 años, pero registros antiguos documentan edades máximas de 82 años. El elefante más grande que se ha cazado, de los que se tiene registro, pesó alrededor de 11.000 kg., en Angola  en 1956, alcanzando una altura en la cruz de 3,96 m., un metro más alto que el elefante africano promedio.
El cerebro del elefante es el más grande de los animales que hoy existen.  Su peso es de cinco kilos. Se le atribuyen una gran memoria y variedad de comportamientos asociados a la inteligencia como el duelo, altruismo, adopción, juego, uso de herramientas, compasión y autorreconocimiento.
La trompa de los elefantes es una adaptación de la nariz y es especialmente sensible a todo tipo de olores y sabores.
Es la característica física más distintiva de los elefantes. Se trata de un músculo alargado, sin huesos.
Es un órgano muy preciso ya que puede coger cosas delicadas o pequeñas sin problemas. También utilizan la trompa para emitir sonidos, para sus baños de polvo, para derribar obstáculos, apartar la vegetación, etc.
Los colmillos también son otra característica típica de la imagen que tenemos de los elefantes.
Estos colmillos que sobresalen son dientes incisivos de la mandíbula superior y crecen a lo largo de toda su vida.
Algunos colmillos pueden llegar a medir hasta tres metros y medio de longitud.
La alimentación de los elefantes se basa en tallos, hojas, hierbas, maderas..., todo de poco valor energético. Por este motivo, deben masticar grandes cantidades de alimento al día para sobrevivir.

3 comentarios:

  1. Interesante entrada Ana. También se dice, que tener un elefante en casa con la trompa hacia arriba, es un buen amuleto, para atraer la fortuna a nuestra vida. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Un ser especial y elegante a pesar de su corpulencia. Un animal extraordinario, digno rey del mundo animal.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante, Ana.
    Me ha llamado mucho la atención su peso al nacer y el de su cerebro, no tenía ni idea, gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA