.

.

martes, 24 de septiembre de 2013

LA ALEGRÍA DE SONREÍR




La ciencia ha confirmado, lo que la sabiduría común ha sostenido durante mucho tiempo. "Sonreír es bueno". Y además de hacernos bien, la sonrisa es un remedio divino para el destinatario.
Cuando estamos con el ceño fruncido, el problema puede ser nuestro, pero no de la persona que está a  nuestro lado y debe ser muy desagradable para aquellos que tienen que vivir con alguien así, que este siempre de mal humor y no sonría.
Vamos a erradicar toda tendencia a cultivar la acritud y la acidez en nuestros corazones. El mundo tiene sed de la verdadera alegría, esa alegría se cultiva poco a poco, día a día en nuestros corazones y en todo nuestro ser y así muchos de los que viven con nosotros podrán disfrutar de los frutos de la verdadera alegría.
Sabemos que hay muchas personas que sólo saben hacer el mal, y causar dolor. Debemos estar preparados para contrarrestar esa fuerza, haciendo el bien y promoviendo la alegría. Así que empecemos hoy, en casa, con nuestra familia y dejar que la alegría se extienda por todo el planeta. ¡Ale, a sonreír!
 El rostro de las personas nos dice mucho y cuando miramos a alguien y vemos una cara sonriente, es muy agradable y si esa sonrisa va dedicada a nosotros nos puede alegrar el día.

7 comentarios:

  1. Cuando sonríes, la tónica general es provocar una sonrisa en el otro, se rompe el hielo, estoy completamente de acuerdo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si nos diésemos cuenta de lo que vale una sonrisa, nunca dejaríamos de tenerla dibujada en nuestra cara. Pero hay veces, que nuestras circunstancias y el entorno en el que vivimos se empeñan en borrarla. Aun así, por nosotros, tenemos que esforzarnos para que no nos la quiten nunca. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Se suele decir que no somos culpables de la cara que tenemos pero sí de la que ponemos.Saludos Ana.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana.
    Hoy nos regalas un buen consejo, así que me uno, ya que la sonrisa nada cuesta a quien la da, y es muy valiosa para quien la recibe, animarse y a sonreír que es contagioso.
    Una buena semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  5. La sonrisa es un reflejo de quien eres,abrazo

    ResponderEliminar
  6. Si he de ser sincera yo siempre he sonreido mucho, y últimamente todavía sonrío más. me siento mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A veces se sonríe o se ríe; sin embargo, ¿es el corazón quien lo hace?
    Abrazos. Rosa.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA