.

.

martes, 17 de septiembre de 2013

BAILAR



El movimiento del universo es un compendio de coreografías que forman el baile de la vida.
Desde pequeños electrones, que bailan dibujando figuras alrededor del átomo, al encadenamiento cósmico de las nebulosas, desde los ritmos ordenados de la luz y la electricidad atmosférica, hasta las maniobras libres que realizan las moléculas en el aire; todo se mueve y  baila. Sea sólida, liquida o gaseosa, toda materia danza.
El baile del universo se ejecuta de las formas más dispares: pulsátiles como el brillo de las estrellas, en espirales como los remolinos, en ondas como el sonido, en fila como las hormigas, girando como la Tierra o formando figuras geométricas como los minerales.
Los seres humanos, por imitación y simpatía, bailamos utilizando las mismas secuencias. El baile es lo que más nos une al resto de la naturaleza, porque el hecho de movernos y emocionarnos con el movimiento forma parte de nuestros genes.
Cuando bailamos entramos en el campo energético de la vida misma, el que nutre los árboles, nuestras emociones, sueños y alegrías, el frío invernal y la canícula estival. A través de esa penetración y por empatía, compartimos los misterios y milagros de la existencia.
El baile forma parte del ser humano desde que nace. Bailar es, después de andar, la primera forma de arte que efectuamos sobre la tierra.
El baile puede considerarse la base de las demás formas de expresión del ser humano. Sólo la danza vive a la vez en el tiempo y el espacio,  consigue ser expresión mientras se produce, capturando aquello que muchos artistas o quienes buscan la espiritualidad se afanan en conseguir.
A la pregunta:
-¿Puedes explicarnos qué sentimientos experimentas cuando bailas?
Billy Elliot empieza su relato de amor por el baile
“No sé… Me siento muy bien…Al principio estoy agarrotado, pero una vez comienzo a moverme lo olvido todo. Y es como si desapareciera… como si desapareciera y todo mi cuerpo cambiara. Como si tuviera fuego dentro. Y estoy volando. Como un pájaro. Siento como electricidad. Si… como electricidad”.

7 comentarios:

  1. El bailar, es un excelente ejercicio,siendo constantes ofrece los mismos beneficios que cualquier otra actividad física. También nos aporta muchas ventajas a nivel psicológico. Debemos dejar a un lado el sentido del ridículo y ponernos a bailar ya. Gracias Ana, por tan linda entrada. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. El baile para mi es una forma de liberar mis malas energías.
    no lo hago por verme bien, sino por sentirme BIEN, pero muevo los pies, los brazos ,todo el cuerpo y voy sintiendo la levedad de mis penas partir.
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Excepcional escrito. Creo que has descrito de manera brillante el baile de la vida, del universo. Mil gracias

    ResponderEliminar
  4. Para mí como entrar en otra realidad, me encanta bailar, te olvida de todo, y te sirve para liberas la mente.
    Ana, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Para mí como entrar en otra realidad, me encanta bailar, te olvida de todo, y te sirve para liberas la mente.
    Ana, un abrazo.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA