.

.

jueves, 19 de diciembre de 2013

TRISTEZA SIN CAUSA



Hay muchas personas que por estas fechas cercanas a la Navidad, experimentan  tristeza y melancolía, en muchos casos sin saber el motivo real. Las personas aquejadas por estos cambios de humor periódicos, cuyo origen es difícil de determinar, se ven de pronto invadidos por el desánimo, faltos de fuerza, fríos y apáticos. Puede tratarse de personas a las que les cuesta expresar enfado o levantar la voz  y también por recordar con nostalgia a seres queridos que ya no están. Todo ello se va transformando en una actitud depresiva.
Todo esto se lo cuento a ustedes, porque he leído que hay un remedio floral para ello y como estamos en las fechas justas de sentir esa tristeza, he pensado, voy a escribir este post por sí a alguien le puede ayudar. Porque la verdad, pocas personas adultas he oído decir que les gusta las navidades.
La ayuda de la que os hablo es la mostaza (Mustard) en esencia floral. La mostaza proporciona estabilidad y alegría de vivir para que estas crisis repentinas se vayan distanciando y sí nos dan que las caídas no sean tan hondas.
Las esencias florales son preparados y la prescripción concreta te la da el especialista que te las venda, hay muchos sitios donde se pueden adquirir, pero lo más común son los herbolarios. La dosis usual es de cuatro a seis gotas que se ponen debajo de la lengua durante unos segundos, dos o tres veces al día.

15 comentarios:

  1. Un consejo muy adecuado para estos días y para todos los del año en los que se nos instale la tristeza, sin tener aparentemente, motivos para ello. Había oído hablar de la terapia de las flores de Bach, pero claro, desconozco para que sirve cada una de ellas, así que te doy las gracias por facilitarnos el camino con tus enseñanzas. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana, como siempre atenta a las necesidades de las personas. Gracias.

    Es cierto lo que señalas respecto a este tipo de situaciones, también su posible agudización en momentos puntuales, fiestas navideñas incluidas. Las esencias florales pueden representar un remedio o suavización. Hay miles de remedios para casi todo como bien sabemos... Y bienvenidos sean estos consejos.

    También sabemos que hay causas que ocasionan efectos. La tristeza o melancolía es el efecto de causas previas... A veces debemos centrar el esfuerzo o la dedicación en resolver o aclarar las primeras para que los segundos no se produzcan.

    En lo que disiento ligeramente Ana, ¡sonrío! (como dice nuestra amiga Mª Jesús, del blog: http://majecarmu.blogspot.com.es/), es en lo de que haya pocas personas adultas a las que les gusten las navidades. Creo que somos muchos más los que las vivimos con el espíritu alegre y desenfadado propio de las mismas. Bien sea la fiesta en sí, bien en lo que de material tienen, todo es un conjunto, bien en su parte más íntima o espiritual.

    Siempre es un placer leerte amiga. Un fuerte y cálido abrazo navideño.

    ResponderEliminar
  3. Estos estados de melancolía sin causa aparente pueden emplearse como un medio positivo de conocimiento, en vez de como una mera fórmula para la autocompasión.En cualquier caso mejor si no nos toca pasar por ello y si es así, bienvenido sea cualquier cosa que alivie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Obrigada pela dica!
    sei de alguém que está precisando!
    Um Natal bem tranquilo!!!

    ResponderEliminar
  5. Magnifiques photos! Très joli post! je te souhaite aussi de très belles fêtes de fin d'année !
    Belle journée à toi, et merci de tes visites sur mes pages!
    Cath.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por el consejo un saludo desde Ecuador

    ResponderEliminar
  7. -Es cierto que la navidad para muchas personas es causa de tristeza, de añoranza por los seres queridos que se fueron... Muy buenos consejos, de esencias florales, muchas gracias por estos consejos. Felices fiestas sin tristezas. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ana, muchas gracias por tus consejos, y tus buenos deseos. Yo también te deseo de todo corazón, unas felices fiestas navideña, que el Amor y la Luz, te acompañen a lo largo de tu camino y que estas fiestas estén llenas de Paz y Alegría.
    FELIZ NAVIDAD!!!!

    ResponderEliminar
  9. Hola Ana vengo desde mi Pequeño Mundo a desearte unas FELICES FIESTAS.
    Nunca habia oido hablar de esa propiedad de la Mostaza, gracias por compartirla.
    Sí es cierto que son fiestas muy dadas a sentimientos de tristeza y nostalgia, así como es cierto que los que más disfrutan las Navidades son los niños, quizás porque ellos aún desconocen esos sentimientos.
    Un abrazo grande.
    Rosi

    ResponderEliminar
  10. Ana, qué interesante, gracias por compartirlo.
    Te confieso que no me gustan demasiado estas próximas fiestas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Lo tomaré en cuenta...

    Yo ando triste, pero tengo motivos...

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Buen escrito y te cuento no me gusta la navidad,pero no es por los años nunca me gustó,abrazo Fiaris

    ResponderEliminar
  13. A mí,¡Oiga! ¡A mí me gustan! Me gustan las navidades, no se si soy adulta, pero vieja si y disfruto de estas fechas y procuro que quienes están a mi lado estén contentos. Motivos de tristeza y ausencias tenemos todos, pero hay que superarlos, en Navidad y todos los días del año. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. A mi jamas me han gustado...pero no estoy triste...solo espero que pasen.
    Feliz navidad.
    Muchos besosss

    ResponderEliminar
  15. Ahh pues, te imaginas todo el mundo mega feliz por la calle??
    -Que te has tomao, chiquilla??
    -nada, nada unas gotitas de flor de mostaza!!
    Bueno pues con o sin flores, con o sin gotas, te deseo lo mejor de lo mejorrrr!!!

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA