.

.

lunes, 2 de diciembre de 2013

ACTIVIDAD



Nuestra actividad en el mundo exterior fomenta nuestra productividad. Después, cada noche, abandonamos las ocupaciones diurnas para descansar, relajarnos y dormir, con el objetivo de acumular y reponer nuestra reserva de QI para el día siguiente. 

Nuestra cultura contemporánea y forma de vida actual, nos estimula a una actividad constante y a menudo frenética. Estamos tan absorbidos con la productividad, la imagen y los resultados, que a menudo descuidamos el dedicar tiempo suficiente a nuestro cuerpo y al ser, para que pueda recuperarse y restablecer las energías.
El exceso de trabajo, de ejercicio, de diversiones y de compromisos de todo tipo, produce un exceso en el Yang, lo que conduce a un agotamiento del Yin. El cuerpo no puede tolerar durante mucho más tiempo que se consuma más de lo que se repone. Las consecuencias de esto pueden ser problemas musculares, articulares, de huesos, corazón o riñones, quizás tan serios y repentinos como un ataque al corazón. 

La clave sería lograr el equilibrio, lo que significaría ser más flexibles, con nosotros mismos y con nuestro entorno, diversos, moderados y armónicos con nuestros ritmos y necesidades. 
La Medicina Tradicional China utiliza la acupuntura, las hierbas, la dieta, el ejercicio físico, el Shiatsu, la disciplina mental y la modificación de hábitos del estilo de vida, como formas de terapia para restablecer la oscilación rítmica del movimiento YIN-YANG.

6 comentarios:

  1. Bonita entrada, para recordarnos que en la vida, hay espacio para todas las actividades que nos propongamos, eso si, dando a cada una la importancia que tiene y siempre teniendo presente que lograr el equilibrio en nuestra vida, es una meta que nos reportará grandes beneficios. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. El yin-yan de la vida muy presente en nuestro hogar,buen escrito,abrazo Fiaris

    ResponderEliminar
  3. É verdade!
    A vida stressante deixa em baixo muitos de nós!
    Atualmente...a viver no campo sinto que meu stress é bem diferente!
    Tudo de bom!

    ¡Es verdad!
    ¡La vida del stressante deja en punto bajo a muchos de nosotros!
    ¡Actualmente… vivir en el campo que me siento
    que la tensión de la mina es bien diferente! ¡Todo de bueno!

    ResponderEliminar
  4. No me gusta el extres y procuro siempre llevar una vida ordenada y dejando espacio para todos los momentos.
    Has puesto una entrada muy interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Prestar atención a tu cuerpo y volver a sentirlo reconectándonos con él es esencial para nuestro buen funcionamiento tanto físico como psíquico.
    Buena semana tengas, Ana.

    ResponderEliminar
  6. Que tema tan interesante Ana, métodos debe haber miles, pero lo importante es que tu te sientas con las ganas y actitud de ser siempre una ganadora :* besosssssssss

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA