.

.

lunes, 1 de julio de 2013

LAS VACACIONES







Derivando del latín vacatio o vacationis, el término significa descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios.
El primer gesto gubernamental de que el trabajo exhaustivo merecía una recompensa se dio el 11 de julio de 1936, cuando el socialista francés Léon Blum instituyó en Francia la semana laboral de 40 horas.

Así pues, los empresarios, que temían el estallido de una revolución socialista, negociaron con el gobierno, y el 20 de julio de ese mismo año el parlamento otorgó a los trabajadores 15 días de vacaciones pagadas.

Pasaron los años, y finalmente en 1948 el derecho a las vacaciones fue consagrado dentro de la declaración universal de los derechos humanos, el cual dictaba que "toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas”.

Las vacaciones son un medio excelente para superar la ansiedad y dejar atrás tensiones estresantes. Para ello, el destino que se elija, para el período, debe ser adecuado. Hasta principios del siglo XX era común que los médicos escogieran cuidadosamente las vacaciones para sus pacientes, como se hace en general con los medicamentos.

Vacaciones significa tiempo de vaciamiento y suspensión de las actividades normales. Por este motivo, este retiro debería ser un sereno adentramiento en la profundidad del propio ser, cambiando los quehaceres, desconectando de la rutina.

Muchos piensan que las vacaciones, están identificadas con un largo viaje. Tal vez no aciertan a encontrar el camino para practicarla en casa en el curso de la vida de todos los días. Pascal, se refirió a esto cuando dijo que la infelicidad del hombre se cimenta en que no ha podido aprender a disfrutar de la paz de su habitación.

9 comentarios:

  1. Me gusta la frase. Es cierto que para descansar no hace falta viajar. A veces es incompatible. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay que disfrutar con lo que tenemos en cada momento y si sabemos estar felices en nuestra habitación, lo estaremos en cualquier parte del mundo. Un abrazo Susana.

    ResponderEliminar
  3. Hay veces, que el irnos de vacaciones nos produce mas estrés que el quedarnos en casa y que se vayan los demás, así si, rompemos nuestra rutina, ja,ja...Un beso y felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  4. Cuando he echo largos viajes en vacaciones me he cansado tanto, que no han sido vacaciones....
    Besitoss

    ResponderEliminar
  5. Luzdemar, cuando nos quedamos solos en casa disfrutando de esa soledad acogedora y si nos hacemos de comer h...con ñora, ya la felicidad es completa, jajaja. Un beso

    ResponderEliminar
  6. LLevas razón Inma_Luna, cuando en vacaciones hacemos largos viajes y si cogemos avion ya el estrés es mayor. Lo único bueno es que cambiamos de ciudad o pais, pero lo que se dice vacaciones, como que no. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón , hay que disfrutar de momentos felices en casa y así poder ser felices en vacaciones fuera de ella sin complicaciones .
    Muy intersante texto
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  8. Vacaciones, yo prefiero viajar un mes cuando son tres meses de descanso como yo; puedes hacer cosas pendientes, aunque estés en casa, aunque a mí me encanta viajar, si viajo en vacaciones aprendo mucho, idiomas y cultura eso hace muy muy especial los días.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Para mi las vacaciones es reposo, aunque con niños en casa, no hay mucho. Muy interesante tu post.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA