.

.

miércoles, 22 de febrero de 2012

SABIO


Un sabio: un sabio, no tiene que ser una persona con dos carreras universitarias y máster en ciencias políticas, economía y matemáticas. Eso es ser una persona inteligente y con conocimientos en las materias que ha estudiado.
Pero un sabio, es otra cosa, puede ser una persona que tan siquiera haya ido a la escuela. Es sabio por naturaleza, por recibir cada instante la sabiduría de la vida, estando atento y en su centro, para empaparse de ella, con humildad y respeto, sin propagar ni alardear de ello.
Con solo mirar al firmamento, conoce cada astro y estrella.
Con solo mirar el cielo, ya sabe si va a llover, nevar, hacer frío, calor, viento...
Con solo mirar a los ojos de una persona, sabe de sus alegrías, inquietudes, sufrimientos, enfermedades, ilusiones...
Eso, es ser sabio, y los más importante, tener respuesta y remedio para casi todo, en el más absoluto silencio de su ser.
Porque, para llegar a ser un autentico sabio, hay que estar y permanecer completamente en silencio, solo escuchando y percibiendo la sabiduría que nos brinda en cada momento la universidad de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA