.

.

miércoles, 23 de abril de 2014

LA SOLEDAD LO HACE POSIBLE


17 comentarios:

  1. Hola Ana.
    A mi me gusta madrugar y disfrutar del silencio.
    A ratos me gusta estar a solas para encontrarme a mi misma.
    Como decía san Francisco de Asís PAZ Y BIEN.
    Un beso, Montserrat

    ResponderEliminar
  2. Montserrat, tu sabes buscar el silencio que tanto bien nos hace, a mí también me gusta tener esos momentos. Paz y bien, un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La soledad total no es buena, pero para hacer una valoración de nuestros emociones, son muy necesarios esos momentos de soledad elegida. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Para amar es posible, para enamorarse no hace falta nada, ocurre de repente. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. En soledad y en silencio tomamos consciencia de uno mismo, de nuestros límites y de nuestra unidad con todos...La humildad es la gran maestra que nos conduce al amor incondicional.
    Mi gratitud y mi abrazo, Ana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. ~Gosto de passar por aqui!
    Sai-se bem enriquecida com tão belos pensamentos!!!
    Bj amigo

    ResponderEliminar
  7. Luzdemar, la soledad no elegida no es buena, pero si estas encantada con esa soledad, que para nada es soledad, entonces sí que es fantástica. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Ester, para enamorarse no hace falta soledad, todo lo contrario, un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Mª Jesús, en la quietud del silencio y en soledad, es cuando entramos en nuestro interior y observamos lo que está en su sitio y lo que no. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti crocheteando, por pasar por aquí, un abrazo

    ResponderEliminar
  11. A veces, es necesaria la soledad.

    Aunque sea un ratito.

    Muchos besos. Feliz Día del Libro.

    ResponderEliminar
  12. As vezes a ausência nos faz ver o quanto amamos.
    Beijos.
    Élys.

    ResponderEliminar
  13. Hola Ana, Así es, y ese viaje es obligatorio, pues la soledad es necesaria para la reflexión, hasta llegar a alcanzar el entendimiento.

    Un beso enorme preciosa amiga.

    ResponderEliminar
  14. Amalia, no hay nada como tener un día o más, o simplemente unas horas de plena soledad para recargar las pilas de nuestro ser. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Élys, en plena soledad tomamos conciencia de lo que queremos y de lo que no. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Sí Pili, el viaje de la soledad es muy necesario hacerlo y a veces muy a menudo, para reflexionar y tomar conciencia de lo que somos y de lo que queremos ser. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Hay una frase por ahí que, como casi siempre, no me acuerdo de quién es que dice: "Soledad no es estar solo es que yo te esté queriendo y que tú quieras a otro", pero ya sé que no es a esta soledad a la que te refieres...

    Sí, en soledad es más posible hacer una introspección profunda hacia nuestros tuétanos y escudriñar los porqués y las razones de nuestra existencia... bajar al pozo y limpiar el fango, entrar en nuestra cueva y quitar las telarañas renovando convicciones por mor de la experiencia, doblar la esquina y elegir veredas, mirar al cielo y volar cometas donde nuestra mente es libre... pero solo si estando en soledad somos capaces de apagar los ruidos que hay en nuestro interior... creo...

    Supongo que te refieres al amor universal...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA