.

.

lunes, 28 de abril de 2014

AFRONTAR EL CAMINO


16 comentarios:

  1. Todos tenemos coraje, el saber usarlo, es lo que nos hace seguir hacia adelante, sin miedo. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Tus propias críticas son las peores. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pues ahí vamos, con decisión y mis criticas son acicates para no pararme. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  4. hola ana criticas constructivas acepta una cuando son vulgares como el anónimo que hasta me insulta en mi blog esos modos no me gusta cuando una se mira al espejo hay que hacerlo con los ojos llenos de verdad, besitossssssssss

    ResponderEliminar
  5. hola ana criticas constructivas acepta una cuando son vulgares como el anónimo que hasta me insulta en mi blog esos modos no me gusta cuando una se mira al espejo hay que hacerlo con los ojos llenos de verdad, besitossssssssss

    ResponderEliminar
  6. Aprendí a ser condescendiente conmigo y ahora ya sé serlo con los demás.
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  7. O medo paralisa... criticas quando nao sao bem aceitas nos fazem recuar... é preciso ter equilibrio para nao parar no meio do caminho...

    Beijos...

    ResponderEliminar
  8. Luzdemar, hay que tener ese coraje del que hablas, para seguir adelante y crecer como personas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Susana, llevas razón nuestras propias criticas son las más crueles. Tenemos que aprender a perdonarnos, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Ester, siempre adelante y sólo coger de las criticas lo positivo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Hola Embrujo, cuánto tiempo sin visitarnos. Cuando las críticas son para ayudarnos a ver las cosas más claras, valen, las aceptamos, pero si son para insular, eso ya no es crítica, son personas malintencionadas que no saben compartir, tu ni caso. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Qué buena lección André, si somos condescendientes con nosotros, seguro que somos con los demás. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Arco-Íris, sí que hay que estar muy equilibrados para que las críticas, no nos afecten, pero si estamos fuertes no nos da miedo nada, un abrazo

    ResponderEliminar
  14. No hay peor crítico que uno mismo...eso puede llevar a no hacer nada por no equivocarse....gracias a Dios eso se aprende con la madurez y experiencia ... a veces tienes que avanzar por caminos muy difíciles y tienes que hacerlo para poder vivir ...
    Muy buen texto elegido Anita...Cohelo es muy sabio ..
    Un fuerte abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  15. siempre le digo a mis pacientes q no se critiquen tanto y valoren cada logro de ellos....feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA