.

.

jueves, 10 de abril de 2014

APRENDE A RECIBIR



Es muy importante dar, dar cosa materiales, dar una sonrisa, dar nuestro apoyo…
No obstante recibir es igual de importante. Si no sabemos o no podemos aceptar lo que otros nos ofrecen, puede que sea porque no nos sentimos merecedores de ello. Por eso, el acto de dar se convierte en la búsqueda del beneplácito. Cuando únicamente damos, buscamos ser reconocidos por nuestra buena acción u obra pero no por lo que somos. Si nos valoramos, dar nos resultará tan sencillo como recibir, y será un hecho desinteresado, tanto una cosa como la otra.   

15 comentarios:

  1. Saber dar es importante, pero recibir también. Recibiendo estamos dando al otro el placer de dar. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta dar, sonrisas, abrazos, regalos o un café, me pone nerviosa recibir, siempre creo que se exceden conmigo. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  3. Muy de acuerdo, dar sin esperar nada a cambio es un placer y una satisfacción. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. A veces nos conformamos con menos de lo que merecemos. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Dar eso es lo que muchas veces hacemos sin recibir nada a cambio,para a mi eso es un placer .

    ResponderEliminar
  6. Recibir es bonito y agradeciéndolo expandimos nuestro amor y eso es bueno. Luzdemar yo todos los días recibo de ti, tu comentario incondicional, que sepas que lo recibo encantada y muy agradecida. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Ester, te pones nerviosa porque te cree que no te lo mereces, pues no, recíbelo encantada y así la persona que da también se siente bien. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Julie, no hay nada mejor que ser altruistas, sobre todo dando amor, es tan grato. Recibe un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Susana, todo en su justa medida, dar y recibir, sin sacar conclusiones ni juzgar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Por supuesto Alicia, que dar es muy bonito y nos hace sentir bien, pero saber recibir, también es un acto de humildad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pakiba, las personas de corazones grandes y generosos, nos les cuesta dar, pero también está muy bien recibir. Yo estoy encantada de recibir cada día vuestros comentarios y os doy las gracias por ello desde lo más profundo de mi corazón. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Las dos cosas son importantes,Ana...Dar y recibir es la misma vida, que compartimos y sentimos...En ese intercambio vamos creciendo y madurando.
    Mi felicitación y mi abrazo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  13. Mª Jesús, todo es un dar y un recibir en la vida, pero muchas veces pasan desapercibidos tanto uno como otro. Recibe un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Una entrada preciosa Ana, a mi me gusta muchísimo dar, ayudar en todo lo que pueda,quizás me siento mucho mejor dando que recibiendo, pero cuando me toca recibir, y eso últimamente me pasa mucho, la verdad es que me siento agradecida y bien.
    muchos besos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.