.

.

jueves, 28 de febrero de 2013

NUESTRO EGO




De niños, nuestro ego crece muy rápidamente, lo queremos todo para nosotros, mimos, mamá, juguetes… El adulto tiene un montón de problemas para deshacerse de este hábito y  acumula mayor cantidad de bienes para satisfacer su ego.
Ambición de poder y conquistas cada vez más grandes. Esta sed es un círculo vicioso, que sigue manteniendo sin encontrar nunca la satisfacción. En cierto modo, obedecer al ego lleva a la ruina al espíritu.
El ego puede estar unido a muchas otras cosas: la fama, la apariencia, al conocimiento... Satisfacer el ego, que está tratando de ponerse por encima de todo, por ir en contra de los intereses del universo.
Al ego le gusta la  aprobación, quiere controlar situaciones y personas, y se apoya en el poder porque vive en el temor, es carencia,  nos dice que hace falta algo más.
El mayor obstáculo en el camino de la ascensión espiritual es el ego.
Tenemos siempre dos voces ante cualquier decisión a tomar. La voz del ego y la voz de nuestro profundo ser, el ser verdadero, el maestro interior o como queramos llamarle.
La voz del ego nos confunde, creemos que es la nuestra la verdadera, pero no lo es.
El ego le gusta aumentar nuestras dudas y su voz quiere ser escuchada primero.
El único consejo verdadero viene de la conciencia tota, pero el ego puede simular la experiencia de ella y hacer ruido intentando neutralizar la verdadera voz interior.
Para saber diferenciar la voz del ego de nuestra voz interior, tenemos que desarrollar la intuición y a tener confianza en nosotros mismos, al principio esto no es fácil, pero con el tiempo se logra conseguir.
El conocimiento de la verdad debe ser cultivado en todos los seres humanos.

6 comentarios:

  1. A todo el mundo le gusta el reconocimiento; otra cosa es ser dependiente de ello. Si los demás no lo aprecian, peor para ellos.En definitiva, todo se resume en lo siguiente: Cuando desaparece el EGO, desaparece el miedo; no hay nada que temer porque no hay nada que perder. Saludos Ana.

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana. El ego cuando controla nuestra vida, es porque se escucha con mas fuerza. Por eso debemos, intentar acallar su voz, tomando conciencia, para que la voz de nuestro espíritu, nos llegue mas clara.Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Si, es verdad Londonnek que nos gusta el reconocimiento, pero nuestro trabajo interior debe consistir en eso, en llega a un estado de conciencia que no nos afecte nada, tanto lo positivo como lo negativo, cuando consigamos ese estado, estaremos en el camino correcto.Gracias un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay! Ese ego, ese ego. La competitividad, Luzdemar también alimenta al ego. Explicas muy bien cómo hay que actuar para ir acallándolo y que seamos nosotros los que llevemos las riendas, no el ego. Un abrazo y gracias por estar siempre ahí.

    ResponderEliminar
  5. Juan Li, un maestro taoísta, nos decía en uno de sus cursos, q tenemos dos egos, uno positivo y otro negativo. El ego negativo es del que se habla aquí. Pero él decía que el ego positivo lo necesitamos porque es el que realiza las cosas que dice nuestra nuestro guía interior que esta conectado con nuestra mente superior, con la conciencia total.
    Y para mí es así. Nuestra mente superior nos guía pero quien hace, quien realiza lo que nos dice es el ego. Llamemosle ego positivo. El ego negativo es el q es egoísta, competitivo, el que te dice si por una vez no pasa nada, el q no perdona, el q quiere más y ser el mejor,...
    Ego, ego, ego. Gracias

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana, gracias por tu visita. Tenemos que aprender acallar nuestra mente. Para poder tener más clara la identificación del ego, y así vamos aprendiendo. A saber cuando nuestros pensamientos son “nuestro” o son de las masas…
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA