.

.

lunes, 4 de febrero de 2013

MI TIEMPO



Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en  adelante, que el que viví hasta ahora.
Por eso tengo que vivir sin desperdiciar ni un solo instante.
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas y empezó a comerlas primero con agrado, pero cuando descubrió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente, degustándolas con conciencia, recreándose con sus sabores.
Mi tiempo no quiero perderlo en banalidades. Ni con gente trivial e insípida. Quiero la esencia y el jugo de todo ese tiempo. Con menos de la mitad de golosinas en el paquete…       
Quiero vivir al lado de gente buena, de buen corazón, compasivo y sensible, que defienda la dignidad humana Que la sencillez, forme parte de su día a día.
Y que dese  tan sólo andar al lado de la verdad y la honradez.
Quiero rodearme de personas, que sepan tocar el corazón de los demás.
Personas que a pesar de recibir duros  golpes, la vida les enseñó con toques suaves en el alma,  a crecer en sabiduría y espiritualidad.
Sí, tengo prisa, por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan.

5 comentarios:

  1. Muy bonito escrito. Hay que vivir como si fuese el último día, sin prisa pero sin pausa.
    De todas formas, recuerda que puedes vivir mas de 120 años o incluso ser inmortal!!!
    Yo creo q sencillamente hay que vivir. Y para vivir hay que estar presentes y hacer lo que nuestro guía interior nos dicta.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Ay qué tristeza de entrada!!! Que hoy tengo el día tonto...

    Dices cosas tan bonitas y tan profundas!!! Saborea cada minuto, yo intentaré estar ahí para disfrutarlo contigo. Nos paramos tantas veces en superficialidades... gastando tiempo y energía que ya no recuperaremos nunca más. Besos y carpe-diem

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana. Creo que no debemos preocuparnos por el tiempo que nos
    quede, sino disfrutar del instante en el que estamos. Eso si, la
    ventaja que tenemos al haber vivido mas de lo que nos queda, es que
    tenemos la experiencia y el aprendizaje para poder escoger, que
    queremos hacer y con quien. Mira,de todas maneras se dice: Lo breve,
    si es bueno, dos veces bueno. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestros comentarios, Caroluna, L.E. y Luzdemar
    Cierto es, que a veces se nos va el tiempo sin darnos cuenta. Por eso hay que ser conscientes y aprovechar cada instante. Podemos pasar los ciento veinte años, pero no muchos más. Pero eso es lo de menos, lo importante de la vida es vivirla, cada persona con lo que más nos llene y satisfaga y sobre todo hacerlo por decisión propia, por lo que nos dicte el corazón. Un abrazo

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA