.

.

jueves, 17 de enero de 2013

FELICIDAD



La verdadera felicidad no se encuentra fuera de nosotros. Los placeres externos son a veces muy efímeros, y siempre dependientes de los demás. Una nueva relación, una casa, un coche, un trabajo, etc. e incluso cuando tenemos todo eso, todavía nos falta algo.
Desde nuestro nacimiento, la alegría está siempre presente en nosotros, y nunca nos hemos ido. Es un estado de felicidad, ligereza, bienestar, que no depende de ningún factor externo a nosotros. Claro, en los momentos más difíciles de nuestras vidas, tendemos a olvidar que esta condición está siempre presente, porque no nos sentimos. Pero el sol brilla, no siempre detrás de las nubes.  Nunca desaparece, que es la parte de nosotros que está en perfecta conexión con lo divino.

         

                "Sé siempre feliz, triste es tu enemigo.
                  Así que a darse cuenta de este estado de bienaventuranza                       divina,
                  que está dentro de nosotros.
                  Siempre en busca de vivir en la alegría,
                  para expresar la alegría en sus pensamientos y acciones.
                  El Ser Supremo es la encarnación del gozo.
                  Siente su presencia alegre en todo lo que
                  ves o escuchas.
                  La tristeza es fatal para los humanos.
                  Trate de ser consciente de todo lo que es la verdadera                              alegría,
                  que le llevará más cerca de Dios.
                  Aprenda a sumergirse en la alegría divina”.
    

2 comentarios:

  1. Hola Ana.Hay personas,que son felices con muy poco y otros no lo
    son,teniéndolo todo.El ser feliz con lo que uno tiene,depende de
    nosotros.Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Luzdemar, cada persona debe encontrar su punto de felicidad, pero que la felicidad esta dentro de nosotros. No por mucho tener se es más feliz, al reves, si tienes mucho menos tiempo tienes para ti y para ser feliz. Un abrazo

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA