.

.

miércoles, 30 de enero de 2013

EL AURA








Todos los seres humanos tenemos a nuestro alrededor un campo de energía, similar a un arco iris. Este campo se le llama aura, ésta se comunica a través de vibraciones con las energías del universo.
El aura se concibe como un campo energético de radiación luminosa multicolor que rodearía a las personas o a los objetos como un halo y que sería invisible para la gran mayoría de los seres humanos.
En términos básicos, el aura es una energía luminosa o campo electromagnético que rodea en forma de óvalo a todos los seres vivos y que es imperceptible a plena vista. Es la combinación del cuerpo etéreo, emocional y físico, al igual que de la información de nuestras almas. El aura está ligada a los chakras.
Todos nuestros pensamientos, sentimientos, y experiencias están reflejados en el aura, al igual que la energía que atraemos y cogemos de nuestro entorno.
Al igual que todo lo demás en el universo, el aura es vibración y como tal, responde a otras vibraciones. Las vibraciones en forma de pensamiento, sentimiento o interacción con otras energías, afectan y moldean la vibración del aura.
Los objetos tienen también una energía que las rodea. Estas auras son la combinación del entorno y de las energías de las personas que han estado en contacto con dichos objetos.
El aura no es estática. Cambia con nuestra evolución personal, espiritual y con el entorno. También podemos cambiarla con nuestra intención de purificación.
Parte de lo que refleja nuestra aura es el reflejo de nuestro cuerpo físico que emite energía también. Por eso, algunos expertos en auras dicen que pueden decir si la persona sufre de alguna dolencia física al ver su aura.
El color o colores del aura de una persona dicen mucho de ella. Hablan de sus intenciones y su esencia. Cada color refleja una cualidad y los tonos del ese color hablan de la cantidad o deficiencia de dicha cualidad en la persona en cuestión.
Muchas veces la primera reacción que tenemos hacia alguien o que alguien tiene hacia nosotros, tiene que ver con nuestras auras. De alguna manera, el aura es como una magneto que atrae ciertas energías hacia sí mismo, y repele otras igualmente. Dependiendo de qué tan “sana” y fuerte esté nuestra aura, vamos a atraer esto o aquello del entorno y de otras personas. Energías más puras atraerán similares y rechazarán las oscuras o más densas y viceversa.

2 comentarios:

  1. Ya se la pintaban a los santos en los cuadros!! Y para ver este aura, energía que rodea todo, personas, animales, objetos innanimados, etc. recomiendo la pelicula "las nueve revelaciones", que para mí es preciosa y además muestra el aura de manera muy sencilla y cómo todos podemos verla. Gracias

    ResponderEliminar
  2. No es facil verla, pero si nos ponemos en ello, lo conseguimos, eso sí, se tienen que dar las circunstancias.Abrazos

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA