.

.

viernes, 22 de junio de 2012

NATURALEZA


La inteligencia de la naturaleza funciona con toda sencillez y facilidad, con despreocupación, armonía y amor.
Todo en la naturaleza es sencillo, simple, sin dobleces, los peces nadan sin aparente esfuerzo, las aves vuelan
simplemente, las flores abren y nos impregnan de sus aromas, porque esa es su naturaleza intrínseca. La inteligencia de la naturaleza es intuitiva, holística y estimulante. Cuando nosotros estamos en armonía con la naturaleza, nuestros actos brotan del amor y nuestra energía se multiplica.
Observamos, que cuando paseamos por un monte o bosque, donde la naturaleza esta viva y pura, nosotros nos recargamos de energía, de buen humor, nos sentimos felices. Hay que estar más en contacto con la naturaleza, aprender de su inteligencia y hacer la vida sencilla, como ella.

1 comentario:

  1. Hola Ana.Por la foto que has puesto,dan ganas de meterse en ese
    remanso de paz y quedarte un tiempo,para encontrar todo eso que dices
    tan hermoso.Me parece un sueño muy bonito, para los que vivimos en el
    asfalto y tenemos tantos frentes abiertos de que ocuparnos.Así
    que,tendremos que seguir buscando nuestra armonía donde podamos.Un
    beso.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA