.

.

martes, 19 de junio de 2012

LA PAZ DEL YOGUI

Cual la inmóvil llama de una lámpara al resguardo del viento, así refulge y se eleva hacía el cielo la mente del yogui, protegida de las tormentas de los sentidos.
Cuando, plácida, la mente cavila, en santa recolección;
cuando el Ser contempla al ser y halla en sí sosiego;
cuando el gozo sin nombre que trasciende los sentidos se revela al alma y, conociendolo, la fidelidad a la verdad suprema ya no vacila;
cuando, aferrándose a aquello como a un tesoro incomparable, y refugiándose en ello, se vuelve el ser imperturbable e inconmovible, incluso ante la aflicción más terrible:
el estado así alcanzado llámase "paz".
Yoga se llama ese gozoso desapego;
¡y es un yogui perfecto aquél que lo experimenta!

Bhagavad Gita IV: 19-23

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA