.

.

jueves, 13 de agosto de 2015

REZAR


Cuando entramos en una fase de sufrimiento o vemos desconsuelo a nuestro alrededor, cuando todo lo que nos rodea parece caótico o desastroso, entonces rezamos. No sabemos cómo ni a quién, pero rezamos pidiendo una solución a nuestros problemas. Hemos aprendido una serie de frases, que en la mayoría de los casos ni siquiera comprendemos, pero la repetición alivia, aunque nuestro estado interno sea un estado de confusión y desorden.
Si de verdad queremos que la oración sea escuchada, si de verdad queremos pedir algo, esa petición debe llenarse e impregnarse de lo mejor de nosotros mismos.
La manifestación de la confianza y la certeza de ser uno con la LUZ, a la que se le puede dar cualquier nombre. Es entonces cuando la oración no sale despedida sin control hacia una meta. Puesto que si existe el impulso del corazón que expande su energía a todo el universo.
La oración requiere desprenderse de esa fuerza que quiere imponer su voluntad y que todo se cumpla rápida y egoístamente. Lo importante de la oración es la humildad y la sencillez a la vez que la intención pura de amor universal.

4 comentarios:

  1. No solo se debe rezar, cuando las cosas van mal.
    Es bueno, dar de esa forma gracias al universo, por las cosas buenas que nos rodean.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es más corriente rezar para pedir que para dar gracias, pero de todas formas es bueno rezar. Luzdemar recibe un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Es bueno rezar aunque yo soy más de hablarle a mi madre que ya no está y decirle que me acompañe y que me cuide desde donde esté. Me siento mejor cuando lo hago.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que en momentos dificiles hay tendencia a rezar pero a veces la fe desaparece y con ella la inquietud de rezar.
    Besos

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA