.

.

lunes, 3 de agosto de 2015

AGOSTO


Agosto es el octavo mes del año en el calendario gregoriano y tiene 31 días. Se le puso este nombre en honor del emperador romano Octavio Augusto (Octavius Augustus).
En el antiguo calendario romano, el año comenzaba en marzo y el sexto mes se llamaba sextilis pero, en el año 24 antes de nuestra era, Octavio Augusto decidió darle su nombre y desde entonces sextilis se llamó augustus. Octavio imitaba así al ya fallecido Julio César quien, veintiún años antes, había hecho lo mismo con el quinto mes, hasta entonces llamado quinctilis y que con él pasó a llamarse iulius en homenaje a la familia Iulia, a la que pertenecía.
Pero a Octavio le pareció poco dar su nombre a sextilis, porque consideraba que ese mes no tenía la misma gloria iulius, ya que iulius tenía 31 días y augustus, solo 29. Por esa razón, el emperador alteró la duración de varios meses, quitando y poniendo días, hasta lograr que ‘su’ mes tuviera 31 días. Es por eso que aún hoy, dos mil años después, julio y agosto tienen 31 días cada uno.1

Fue elegido este mes para honrar al emperador porque en él venció a Cleopatra y Marco Antonio y entró triunfador en Roma.

6 comentarios:

  1. Gracias por tu explicación. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  2. Muy curioso saber, porqué agosto tiene también treinta y un días.
    Estos emperadores romanos, hay que ver como eran.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Ester gracias a ti, por pasarte por aquí. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Los emperadores y no emperadores, todos quieren destacar en algo y ser un poco más que el otro. Un abrazo Luzdemar

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla poder enriquecernos con tan ilustrada publicación.Te felicito y gracias.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA