.

.

martes, 21 de julio de 2015

LOS ELEFANTES

Elefante es el nombre con el que es conocido el mamífero (terrestre) más grande del mundo.
Hoy en día existen dos especies diferentes de elefantes. El elefante asiático o indio y el elefante africano.
Ambas especies ocupan hábitats variados, como desiertos, sabanas, zonas de bosques tropicales, valles de ríos, zonas montañosas de gran altura, etc.
Las orejas de los elefantes tienen diferentes funciones. En los africanos son más grandes que las de los asiáticos, exactamente tres veces más grandes. Pero lo interesante es que son el órgano a través del cual se comunican más, ya que depende cómo las mueven o colocan son señales para el resto de la manada. También sirven para regular la temperatura corporal. Son muy suaves y sensibles, y potencian el sentido del oído en los elefantes. Tanto que pueden escuchar infrasonidos, o sea de muy baja frecuencia, algo que nosotros no podemos hacer. Por ejemplo los elefantes pueden oír 15 Hz a 4 km de distancia. Así se pueden comunicar entre manadas a kilómetros de distancia, advirtiéndose de peligros inminentes.
Según estudio recientes los elefantes pueden comunicarse entre sí, enviando y escuchando llamados en un rango de 50 kilómetros cuadrados. Al parecer prefieren hacer sus llamados por la tarde, que tiene su explicación, ya que es el mejor momento para transmitir el sonido.
Pueden llegar a reconocer las llamadas de hasta 100 individuos diferentes, lo que confirma el dicho popular de que el elefante tiene muy buena memoria.
Tienen el cerebro más grande de los animales terrestres, si bien en proporción al tamaño de su cuerpo es más pequeño que el nuestro. Pero la inteligencia se demuestra por su forma de comunicarse, porque demuestran altruismo, también pesar cuando pierden a un compañero de manada, incluso se cree que hacen música. Juegan, y utilizan herramientas
Los elefantes son animales con gran capacidad de memoria. Son elegantes, cariñosos, cultos, curiosos y muestran señales de duelo y respeto.
Limpian sus alimentos y otras herramientas que van a usar. Pueden entrenarse y aprender muchas habilidades.
La trompa de los elefantes es una adaptación de la nariz y es especialmente sensible a todo tipo de olores y sabores. Es la característica física más distintiva de los elefantes. Se trata de un músculo alargado, sin huesos. Es un órgano muy preciso ya que puede coger cosas delicadas o pequeñas sin problemas.
También utilizan la trompa para emitir sonidos, para sus baños de polvo, para derribar obstáculos, apartar la vegetación, etc.
Los baños de polvo consisten en que el elefante llena su trompa de polvo, de tierra muy fina, para pulverizarse con él. Este proceso no afecta a la capacidad olfativa ni gustativa del animal ya que los tabiques nasales son independientes.
Los colmillos comienzan a crecer a los 2 o 3 años de edad, y lo siguen haciendo durante toda la vida del elefante. Por eso los más ancianos son los que los tienen más grandes, si es que no tuvo algún accidente en el transcurso de los años. Crece entre 15 y 18 centímetros por año.
En los elefantes africanos tanto las hembras como los machos tienen colmillos, pero en los elefantes asiáticos los de las hembras son muy pequeños, tanto que no llegan fuera de los labios, y no todos los machos los tienen grandes
Los colmillos también son otra característica típica de la imagen que tenemos de los elefantes. Estos colmillos que sobresalen son dientes incisivos de la mandíbula superior y crecen a lo largo de toda su vida. Algunos colmillos pueden llegar a medir hasta tres metros y medio de longitud.
Algo curioso es que los elefantes tienden a usar un colmillo más que el otro, el paralelo humano a ser diestro o zurdo.
La alimentación de los elefantes se basa en tallos, hojas, hierbas, maderas, etc., todos de poco valor energético. Por este motivo, deben masticar grandes cantidades de alimento al día para sobrevivir. Esto supone un desgaste de sus dientes. En el caso del elefante, esto lo soluciona reemplazando los dientes que están gastados por otros nuevos. Así, los primero dientes molares salen a los 14-15 años de edad. Alrededor de los 28-30 años, los dientes son sustituidos por otros nuevos. Estos segundos molares durarán hasta los 40 años del animal aproximadamente, que saldrán unos nuevos hasta los 60-70 años.
En ese momento, normalmente el elefante muere por ser incapaz de masticar toda la cantidad de alimento que requiere para sobrevivir.
Los elefantes tienen un embarazo que dura 22 meses.

14 comentarios:

  1. Muy interesante Ana...muchas gracias por compartir.
    Feliz verano
    Saludos, Pilar

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tan buena información.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hoy he aprendido un montón, gracias guapa, dicen que tienen buena memoria si yo tuviera la misma no olvidaría la lección de hoy. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  4. En realidad son animales muy inteligentes y en muchos aspectos nos superan con creces.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias Ana por toda esa información, me atrapó la explicación, me encantó pasar por aquí.

    ResponderEliminar
  6. Estimada Ana:) Una maravillosa historia sobre el elefante bonito. Yo espero que la introducción de Marfil prohibir rápidamente! Un saludo dulce. XX

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Pilar, yo también te deseo que pases un feliz verano, Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Luzdemar, como siempre gracias a ti, por ser tan constante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Seguro que tienes una memoria estupenda y no olvidaras lo aprendido. Un abrazo Ester.

    ResponderEliminar
  10. Gracias María por dejar tu comentario. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Cuanta razón tienes Ilesin, no solo los elefantes nos superan, en general los animales son inteligentes y nobles. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Gracias Teresita, me alegra que te haya gustado este espacio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola renate, yo también espero que no haya trafico de marfil y que sea castigado. Un abrazo

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA