.

.

martes, 5 de noviembre de 2013

EMILY BRONTË





Emily Brontë nació el 30 de julio de 1818 en Thornton, Yorkshire, Inglaterra. Fue la quinta de seis hermanos. En 1820 su familia se trasladó a Haworth donde su padre fue nombrado párroco (anglicano).

Su madre murió el 21 de septiembre de 1821 y, en agosto de 1824, Charlotte y Emily fueron enviadas con sus hermanas mayores, María y Elizabeth, al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge (Lancashire), donde cayeron enfermas de tuberculosis. En este colegio se inspiró Charlotte Brontë para describir el siniestro colegio Lowood que aparece en su novela Jane Eyre. María y Elizabeth volvieron enfermas a Haworth y murieron de tuberculosis en 1825. Por este motivo, y por las pésimas condiciones del colegio, la familia sacó a Charlotte y a Emily del internado.

Las tres hermanas Brontë, Charlotte, Anne y Emily, junto a su hermano Branwell, imaginaban lugares (Angria, Gondal y Gaaldine) en los que situaban las historias que escribían. En 1838, empezó a trabajar como institutriz en Law Hill, cerca de Halifax. Junto a su hermana Charlotte, asistió a un colegio privado en Bruselas hasta que la muerte de su tía la hizo volver a Inglaterra. Emily fue desde entonces administradora de la casa familiar.
En 1846, Charlotte descubrió las poesías que escribía su hermana Emily. Las tres hermanas decidieron publicar un libro de poesía conjunto y las tres utilizaron seudónimos masculinos (Currer, Ellis y Acton Bell). Las poesías de Emily son incomparablemente las mejores del tomo, no cabiendo duda de que es una de las mejores poetisas de Inglaterra.
En el año 1847 se publicó Cumbres borrascosas, que se ha convertido en un clásico de la literatura inglesa, a pesar de que hoy en día sea considerada una de las mejores novelas inglesas, en su momento las críticas no fueron nada benévolas, catalogándola como muy salvaje y de una composición torpe.

Pero la gran preocupación de Emily de sus últimos años fue el cuidado de Branwell, que resultó la "oveja negra" de la familia. Fracasado en la pintura, despedido del modesto empleo que había logrado en las oficinas del ferrocarril y expulsado de la escribanía de un tal Mr. Robinson por cortejar a su esposa, Branwell fue realmente la cruz de Emily. La adicción a la bebida fue extrema en los últimos años, añadiéndole además el consumo indiscriminado del opio. Emily, aunque severa, de temperamento intransigente y poco efusiva, le atendió siempre con una paciencia y una abnegación ejemplares. Permanecía siempre en pie hasta que Branwell, ebrio y desvariando regresaba al hogar, lo que ocurría con frecuencia a altas horas de la noche, para ayudarle a acostarse. Parece que muchas páginas de Cumbres borrascosas y algunos de sus poemas fueron escritos durante estas vigilias.
Emily Brontë falleció en Haworth, Yorkshire, el 19 de diciembre de 1848 de tuberculosis a la temprana edad de 30 años tras haber contraído un resfriado en septiembre en el funeral de su hermano. Fue enterrada en la iglesia de San Miguel de Todos los Santos en Haworth.

12 comentarios:

  1. ¡Que vida más dura y qué muerte tan temprana, pero qué gran huella dejó!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Nena Kosta, a mi me encantan estas mujeres que dejaron vestigio y fueron pioneras en lo que hicieron y con la dificultad de esos tiempos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me llama la atención, que viviendo tan pocos años, dejase una huella tan grande en su paso por este mundo. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Mujeres importantes, pocas pero muy, muy importantes. Nos dejó un gran legado que perdurará.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Ana.
    Mujer de coraje y gran fuerza interna Emily, parece que en las adversidades el espíritu despierta saca sus emociones en letras, preciosa tu entrada.
    Una buena semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  6. Très joli ! Nice post!
    Thanks & Welcome for your comment and visit to my blog
    Have a nice day! Cath.

    ResponderEliminar
  7. Llevas razón Luzdemar, Emily vivió solamente treinta años y dejo una obra magnífica como Cumbres Borrascosas, un clásico de la literatura inglesa, ¿Quién no la ha leído? Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Mujeres importantísimas, que nos fueron abriendo camino en muchos ámbitos. Ester un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ámbar yo también te deseo que pases una buena semana. Iré recopilando más mujeres de estas con coraje, todo reconocimiento es poco para su grandeza. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Cath, thanks for stopping by this blog. A hug

    ResponderEliminar
  11. Muy lindo recuerdo para una artista tan talentosa como celebre, a pesar de su cortisima existencia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Mujeres con un gran poder aunque a veces no con la sabiduría y recursos suficientes para ayudar a los demás y se entregan de tal manera que les cuesta esta vida. Una mujer con pasión y fuerza.Gracias por dar luz a estas grandes mujeres

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA