.

.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

DAR




Tenemos que acostumbrarnos a dar y a dar lo mejor que poseemos. Evidentemente, ésta no es una filosofía muy extendida. Hemos aprendido sobre todo, a tomar, sólo pensamos en tomar, y sólo nos interesamos en los seres en la medida en que podamos tomar algo de ellos. Yo me sorprendo cuando doy algo a alguien y ellos reaccionan con asombro, incrédulos que les puedas dar algo y que no les pida dinero y es que es, eso, nos hemos acostumbrado a que todo cueste, y por eso tratamos de tomar de los demás, sea lo que sea.
Tenemos que pensar que hay en nosotros, una tierra magnífica, que somos como un jardín en el que cultivamos toda clase de flores y frutos, y que aportamos al mundo entero productos de ese jardín. A causa de este deseo de hacer algo para los demás, se abrirán puertas ante nosotros, todo nos parecerá nuevo y haremos sin cesar nuevos descubrimientos.
Cuando queremos dar, aportar algo a los demás, la vida empieza a brotar en nosotros. Cada acontecimiento tiene una gran casualidad, que sí la analizamos, comprenderemos los beneficios que nos aporta el Dar.

12 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo Ana.
    En cierta ocasión regalamos a una niña (amiga de mi hija y de familia más que humilde), una muñeca por Reyes.
    Y fué tal la cara de felicidad de la chiquilla que sentía ganas de darle las gracias yo a ella.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que si que damos, sino como recibiríamos, hay alguien que da para que otros reciban. Siempre he dado con personas generosas, no es necesario que me den cosas materiales. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El dar a los demás, es el mejor abono que pueda haber, para que nuestro jardín interior siga creciendo. Lo que no saben las personas egoístas es, la gran satisfacción que genera el dar y estoy por atreverme a confirmar, que el que recibe se alegra mucho y lo agradece, pero es una alegría pasajera, mientras el que da la tendrá para siempre en su corazón. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. DAR é o verbo que eu mais conjugo!
    Tenho imenso gosto em DAR!
    Bj amigo

    ResponderEliminar
  5. Reconforta encontrar gente positiva...y más que esa gente te encuentre a tí.
    http://fernanfotos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. La generosidad parece ser de lo poco que verdaderamente vale la pena en esta vida, especialmente en esta epoca en que la comodidad, el éxito personal y la riqueza material es el objetivo prioritario.
    Buen miercoles, Ana.

    ResponderEliminar
  7. Eso es totalmente cierto, mientras más demos mayor será la recompensa a nosotros mismos, no olvidemos que la vida muchas vueltas.

    Besos :*

    ResponderEliminar
  8. Todos estamos aquí para aprender y compartir, hay mucho que dar, no olvidemos que todos somos Uno. Ayudar en silencio es la única manera de que nos proporcionemos paz interior.
    Ana, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. siempre he procurado dar lo mejor de mi sin esperar nada a cambio y aunque en alguna ocasión he dicho que soy tonta vuelvo a dar sin tenerlo en cuenta.

    Así que totalmente de acuerdo contigo.
    Se feliz.

    ResponderEliminar
  10. Dear Ana:) Beautiful words. Unfortunately, not all people are so. I always say: what you give you get back! Hugs:)xx

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA