.

.

lunes, 17 de abril de 2017

MONA DE PASCUA



Cada año al acabar la Semana Santa muchas son las familias que disfrutan de un sabroso dulce llamado ‘Mona de Pascua’, muy típico en Cataluña, Valencia, Baleares y Murcia y que, cada vez más, se ha ido extendiendo como costumbre a otras zonas de España.
El nombre proviene de la munna, término árabe que significa “provisión de la boca“, regalo que los musulmanes hacían a sus señores. La Mona de Pascua simboliza que la Cuaresma ha llegado a su fin y por lo tanto también sus abstinencias, y el huevo que llevan simboliza el principio de la vida.
Se consume coincidiendo con el final de la cuaresma (del Miércoles de ceniza al Domingo de Resurrección) en el que tradicionalmente se llevaba a cabo un periodo de ayuno y abstinencia de un buen número de alimentos.

La tradición marcaba que el padrino de bautizo o abuelo (en muchos casos es la misma persona) regalaba al niño una torta o roscón que llevaba tantos huevos duros como años tenía éste. La edad máxima eran los 12 años por lo que ese es el último año en el que se le obsequiaba y para ello se le colocaba un huevo extra.

En aquellas comunidades en el que el Lunes de Pascua es festivo se aprovecha este día para comerse la mona y suele ser habitualmente a la hora del postre o la merienda.
Los primeros escritos en el que aparece esta tradición apuntan al siglo XVIII, aunque alguna fuente lo lleva hasta los tiempos en los que la presencia morisca estuvo en nuestro país.
Sin embargo, para encontrar el origen y sentido de las "monas" hay que retroceder en el tiempo pues ya las antiguas civilizaciones las consideraban como un presente para obsequiar a sus divinidades en primavera.


Fue a partir del siglo XIX cuando las confiterías empezaron a realizar las monas tal y como las conocemos hoy en día, en el que los huevos duros fueron reemplazados por otros de chocolate y se comenzó a adornar y llenar de figuras, teniendo poco que ver con las sencillas y  tradicionales monas de pascua.

7 comentarios:

  1. Muy bien explicado, ya sabemos el porque de la tradición, ahora a comprarla. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ana por esta detallada información y bellas fotos.
    Todo cambia, hasta las tradiciones las reforman y pintan de colores.
    Pero con cambios y todo hay tradiciones que siguen en el día de hoy.
    Un buen día y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. Hola Ana, en mi pueblo todavía hay estas tradiciones solo que se llama hornazos. Están muy buenos, y ese día de Pascua, se suele ir la gente a merendar al campo y disfrutar del día.
    Gracias por esta interesante información.
    Un abrazo de luz!



    ResponderEliminar
  4. foarte interesantă tradiţia aceasta ! mulţumesc pentru informare !
    Paşte fericit !

    ResponderEliminar
  5. Es una hermosa tradición que se sigue practicando en las casas y en algunas las monas se realizan de manera artesanal y casera.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una información muy interesante, Curioso es que proceda de los árabes y no se da por Andalucía, que yo sepa. Quizás en alguna zona...no sé.
    Pues gracias y abrazos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.