.

.

lunes, 11 de abril de 2016

Una taza de Zen



7 comentarios:

  1. Estupendo ejemplo que deberíamos seguir a rajatabla. Mejor y más fácil no se puede decir.
    Hay que desechar cosas inútiles, para poder hacer espacio a lo que realmente nos interesa.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, aprendemos cada día a mejorar nuestro comportamiento, gracias preciosa y abrazos

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito y aleccionador, como todo lo que publicas.
    Gracias y un beso

    ResponderEliminar
  4. Es una gran reflexión de como deberíamos de ser y ver las cosas del día a día.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Asi es, magnifica enseñanza!!!!
    Cariños y buena semana

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana.. te saludo tras el fin de semana. y me quedo con tus enseñanzas..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA