.

.

lunes, 4 de abril de 2016

Llevar a una muchacha a través del río




8 comentarios:

  1. Muy buena enseñanza, para empezar a soltar las cargas que todos llevamos.
    Dejarlas ir, es lo mejor que podemos hacer, para vivir solo, nuestro presente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La mente es la que nos puede confundir, tengamos las ideas claras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ana, buena reflexión, a veces cargamos con el pasado, la culpa, el resentimiento. Cargamos con tantas cosas, tan grandes y pesadas, que caminamos encorvados, dejando de ver todo lo positivo que hay a nuestro alrededor.
    Un abrazo de luz!

    ResponderEliminar
  4. Muy sabio el monje, muchas veces es la mente humana la que mancha las cosas puras y sin maldad.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Cuan cierto lo que nos regalas
    Sabiduria enmarcada en imagenes amenas
    Grcias por compartir
    Cariños y buena semana

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana .. La lujuria no es buena compañía para hacer favores y menos para cruzar un rio con tiburones..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  7. Excelente y sabio cuento, gracias por compartir Ana.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA