.

.

lunes, 14 de diciembre de 2015

LAS SABANAS


13 comentarios:

  1. Es verdad que antes de hablar uno debería de mirarse a si mismo y comprobar en este punto esta, para ser consciente de que no todo es como dicen ver.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Es muy habitual criticar, sin ver que, igual nosotros estamos peor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Guau! ¡Genial, Ana! Si es que para ver lo malo de los demás siempre estamos listos, y para ver lo nuestro...ciegos.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Conocía la moraleja, pero me sigue gustando leerla de vez en cuando. ¡Voy a limpiar mis cristales!

    ResponderEliminar

  5. Perfecta viene la frase de...Vemos la paja en el ojo ajeno, y no vemos la viga en el nuestro. Con mucha facilidad nos damos cuenta de los defectos ajenos, cuando los nuestros pueden ser mayores.
    Muy buen post Ana.

    Un abrazo.

    También te sigo.

    ResponderEliminar
  6. Jejeje bonita anécdota: dice mucho sobre la naturaleza de las personas :)

    ResponderEliminar
  7. Menos mal, aunque fuese tarde.
    Buen ejemplo.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA