.

.

viernes, 6 de noviembre de 2015

EL PERDÓN


9 comentarios:

  1. Es una buena elección, para sentirse bien.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. A veces se generan conflictos por que no se han sabido escuchar bien los argumentos y cuando se reflexiona es cuando se ve claro que no hay nada por lo que sentirse ofendido, sino que todo esta como siempre. Aunque la palabra perdón debería de estar siempre presente.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Si, Ana...Si tratáramos de profundizar en el otro, en lugar de sentirnos ofendidos, todo sería distinto, comprenderíamos sus circunstancias y actitudes...
    Mi abrazo de luz y feliz fin de semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Pedir perdón es más dificil que perdonar porque conlleva la aceptación de un error, pero como todos nos equivocamos, siempre nos podemos poner en su lugar para no negarle el perdón. Es también cierto que a veces es simplemente un malentendido que exageramos dándole la importancia que no tiene.
    Interesantes reflexiones y seguiré para poder participar en ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La mejor confesión ante Dios y ante los demás... Pedir perdón. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. El perdón la mayoría de las veces es para nosotros no para el que nos ofende. Nos acabamos liberando de un lastre que hiere nuestra alma. Y es verdad: hay que comprender.
    Besos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA