.

.

jueves, 20 de noviembre de 2014

SABER SONREIR


8 comentarios:

  1. Que bonito, Ana.
    Hay que ser generosos, dando sonrisas.
    Y en realidad, cuesta tan poco.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ana... Que buena reflexión, procurare ponerla en practica, aunque aveces hay gente que en lugar de una sonrisa creo que se merece..... otra cosa...
    Gracias, un abrazo....

    ResponderEliminar
  3. Eso es precioso, me gusta sonreir y es lo primero que me pongo por las mañanas. Un abrazo alegre

    ResponderEliminar
  4. El valor de una sonrisa es inmenso.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. La sonrisa es un hermoso regalo que ilumina la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. es una hermosa reflexión, La sonrisa es un alimento para el alma, no cuesta nada y enriquece tanto a quien la recibe!, Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, en un de mis últimas entradas justamente hablaba de ello. Es una de las "líneas" que más reacciones desata. Da vida y luz ... Siempre que sea sincera.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.