.

.

lunes, 22 de febrero de 2016

POR HABER SOPORTADO


11 comentarios:

  1. Es porque llevamos mucho tiempo siendo fuertes. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Si, suele pasar cuando más mayores nos hacemos ...

    ResponderEliminar
  3. Caminamos por la vida cada día salvando obstáculos, que sin darnos cuenta, van mermando nuestras fuerzas.
    Hasta que un día nuestro cuerpo se resiente y como bien dices, no es que seamos débiles, es porque hemos sido valientes enfrentándonos a todo, sin tener en cuenta que cuando se carga algo demasiado, siempre, siempre explota.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Ana.. Cuando llegas al limite, te das cuenta de la fuerza interna que tenemos, para sobreponernos..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  5. Es verdad que un día tu cuerpo reacciona y libera de toda la carga a el alma.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Evidentemente los ciclones debilitan al árbol que ya queda a merced de una suave brisa
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó! Te podrías pasar por mi blog? (http://autenticafantasia.blogspot.com.ar/) Graciasss

    ResponderEliminar
  9. Así es Ana, cuando se es demasiado fuerte, llega un momento en el que hay que dejar que el alma se vacíe para poder seguir siéndolo y continuar, porque de eso se trata, de continuar a pesar de todo.

    Bonita entrada, besotes

    ResponderEliminar
  10. La verdad que habla cuando nos callamos por mucho tiempo , lo saludable es que salga a su tiempo y nos sane!

    bello escrito saludos muchos!

    http://pensamientosenelahora.blogspot.com.ar/

    http://buscandotelibro.blogspot.com.ar/

    Kosmisch

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA