.

.

lunes, 1 de febrero de 2016

AUNQUE HAYA...


9 comentarios:

  1. Tenemos muchas coincidencias entre tantas diferencias, que unas no nos separen porque las otras nos unen. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  2. Todas las religiones, se basan en lo mismo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Todas conducen al mismo lugar, aunque muchos se empeñen en verlas diferentes las une el amor, la paz y el sentimientos de darse a los demás.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Si.. A veces las religiones, separan.. cuando deberían unir..
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
  5. Todas las religiones conducen a un único dios, se llame como se llame y todas están basadas en el amor a ÉL y a los demás hombres.

    Un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  6. Hoy paso a tu blog y celebro tener tiempo para saludarte y agradecer tu confianza.
    Voy leyendo y empiezo por aquí. Te daré ni honesta opinión
    Una realidad ineludible ante una situación que se da por educación. La aprendemos de nuestros padres. Creer en alguna doctrina es opcional, creer en Dios es más que lo anterior y eso hace que alce nuestro espíritu y regale un equilibrio moral muy importante. Fuimos de la Esencia antes de ser lo que somos y como testigos de la Luz, es mejor ir por buen camino y en paz con nuestros semejantes. Mis padres eran de origen judío-alemán y judío-sefardí, mis ascendentes también llevan la leyenda africana de los esclavos negros por la parte materna. Así que esa riqueza no puedo eludirla porque estrecha lazos de solidaridad y amor, por lo que somos en este lado del Universo

    ResponderEliminar
  7. Sin duda el respeto por nuestros semejantes y ayudar a los demás siempre fue, es y será la base para avanzar y crear un mundo bonito.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.