.

.

jueves, 16 de abril de 2015

RECOPILACIÓN


VERDADES
Las grandes religiones son tradiciones de sabiduría.
En todas ellas existen verdades comunes, estas verdades han permanecido intactas al paso del tiempo. Son grandes enseñanzas de las que podemos aprender.
En las diferentes creencias hay INDICACIONES, prohibiciones y visiones del mundo.
Si todos respetáramos, aceptáramos y cumpliéramos estos preceptos, el mundo donde vivimos sería bastante mejor.
Las prohibiciones las conocemos todos:
No matar, ¿Quiénes somos PARA quitar la vida a otro ser?
No robar, a nadie le gusta que lo que ha conseguido y TIENE suyo se lo quiten.
No cometer adulterio, cuando se ama a la pareja, ni se le haces daño ni se desea a nadie más.
No mentir, cuando se miente el primer dañado eres tú, somos nosotros los que nos perjudicamos en nuestro interior, si todos mintiésemos, viviríamos en el engaño constante.
Dentro de ESTA sabiduría, también están las virtudes, que son actitudes que sí deberíamos alentar para vivir una vida mejor CON nosotros y con los demás.
Caridad, dar y compartir.
Humildad, considerarnos uno más ENTRE todos y echar fuera el egocentrismo.
Veracidad, aceptar las cosas como son realmente y no engañarse a uno mismo.
Esperanza, tener ilusión y ser positivo ante la vida.

6 comentarios:

  1. Muchas personas, se enorgullecen de pertenecer a una religión determinada y a la vuelta de la esquina, faltan a sus preceptos.
    Me gustan más, las que no alardean y proyectan sus virtudes.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muchas personas cumplen esos preceptos, no todos somos de saltarnos a la torera los mandamientos. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Y si todos esos preceptos , lo conviertes en uno solo : "amaos los unos a los otros! restableceríamos un maravilloso mundo ; que el que ama, ni roba ,ni miente , ni envidia, ni maltrata, ...¡Yo sé que tú y yo somos lo mismo!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
  4. Todo tiene su limite, pero las normas no están para saltárselas a la torera, pero como te dice Andre si todos nos amaramos los unos a los otros, el mundo seria muy diferente al que es.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por invitar a la reflexion
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Creo que con que nos amáramos a nosotros mismos podríamos amar a los otros y apreciar la obra de Dios, no es tan fácil, pero es posible.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA