.

.

martes, 6 de mayo de 2014

TRES PILARES DE SABIDURÍA

Los preceptos que tenían Aristóteles, Buda y Confuncio, son los pilares y  la receta perfecta para desarrollarnos como seres humanos inteligentes, bondadosos y capaces de generar felicidad.

Aristóteles abogaba por llevar una vida racional como primer paso para alcanzar la felicidad.

Buda decía que la felicidad no se encuentra en el exterior del ser humano, en los éxitos laborables, sociales o amorosos, sino en una actitud interior.

Confucio afrirmó que una de las claves de la felicidad es servir a nuestros semejantes de forma desinteresada.

Hay que guiar nuestros actos por medio de la razón, hacer bien y dedicarnos con toda nuestra intención y con toda nuestra conciencia.

Conseguir centrarnos en nosotros mismos mediante la meditación, hará que desarrollemos nuestra compasión hacia el sufrimiento ajeno.

Por último, nos realizaremos cuando encontremos nuestra función y contribución en nuestro entorno.

Llevando a cabo estas tres actitudes, encontraremos el camino hacia una paz y felicidad duradera.

21 comentarios:

  1. Espero que los cumpláis a raja tabla, jajaja. Susana un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es una muy buena receta, pero difícil de llevar a cabo plenamente, partiendo de la base que actuamos según nuestras emociones, eso si tomare buena nota. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Solo lo intento, pero no es fácil, incluso a veces se me olvida jeje Saltibrincos

    ResponderEliminar
  4. Concordo com os ensinamentos de Buda... é no interior que começam as nossas açoes e sentimentos... e é a partir daí que devolvemos aos outros o amor, e somos felizes...

    Beijos...

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, Ana...El equilibrio mente-corazón ya nos lo dejaron los griegos...Y por supuesto es importante atender a nuestros hermanos y meditar o reflexionar para mejorar el espíritu...Cualquier religión o filosofía nos puede ayudar, siempre que tenga ese equilibrio y nos facilite mejorar el espíritu y acercarnos a nuestros hermanos y por supuesto a nuestro Creador.
    Mi felicitación y mi abrazo por tu buen hacer, compañera.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  6. Luzdemar, tomamos nota e intentamos ponerlo en práctica. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Ester, si lo intentas algún día lo conseguirás. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Arco-Íris, las enseñanzas de Buda son unas buenas enseñanzas al igual que las de los demás grandes maestros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Crocheteando, todas las enseñanzas que nos indiquen el camino a la felicidad, son bellas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Gracias Mª Jesús, por tus lindos comentarios. La clave de todo está en el equilibrio. Poner una buena intención, meditar u orar y ayudar. Tampoco es tan difícil. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Unos buenos consejos y aunque a veces es dificil llevarlos a la práctica tenemos que procurar cumplirlos para poder llegar a la felicidad.

    Un beso Anna

    ResponderEliminar
  12. Pakiba, hay tantas cosas difíciles que hacemos, así que podemos poner empeño en hacer otras cuantas más. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Pablo, gracias a ti, por hacerte seguidor del blog y por dejar tu huella, bienvenido, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo querida amiga, en la meditación es donde yo encuentro todos las respuestas que me ayudan en este caminar.

    Un abrazo. Namasté

    ResponderEliminar
  15. Completamente deacuerdo contigo aunque algo dificil llevar a cabo plenamente

    Un beso
    Isa

    ResponderEliminar
  16. Que buena opción has tomado Lola, la de meditar, es la mejor, en ella encontramos respuestas, paz, quietud, bienestar... Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Isa Iss, si nos lo proponemos tampoco es tan complicada la cosa, poco a poco vamos introduciendo cositas y cuando nos damos cuenta estamos haciéndolas todas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Son buenos consejos pero hay mucho ruido en el ambiente y mucho márketing...

    Dicho está: "sabe más el diablo por viejo que por diablo"... ergo, la experiencia hace maestros (si excluir las excepciones)

    Saludos.

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.