.

.

jueves, 31 de marzo de 2016

SI NO HAY UN ENEMIGO INTERIOR


8 comentarios:

  1. Muy cierto, nosotros a veces somos, nuestros peores enemigos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros podemos ser nuestro peor enemigo, pero a veces los otros tambien nos pueden hacer daño, no siempre estamos alerta. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. A veces se unen los dos y te chafan !!

    ResponderEliminar
  5. Muy acertada reflexión, tenemos que llevarnos bien con nosotros mismos... es el mejor de los regalos.
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  6. En cierta manera nosotros mismos somos el gran enemigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Es importante estar en paz dentro de uno mismo, se es menos accesible a enemigos, la fe y la confianza mueven montañas..
    Un abrazo Ana..

    ResponderEliminar
  8. Cuan cierto
    Nuestra fortaleza impide sufrires.
    Cariños

    ResponderEliminar

Queridos seguidores, les doy las gracias por compartir su tiempo con este blog. Hay personas que brillan con luz propia y vosotros la tenéis. Alumbráis mi existir y el del blog, con vuestros comentarios y visitas. Sois unos encantadores magos que hacéis que mi alma se ilumine de luz y color.
A veces es necesario tomar un nuevo rumbo para seguir creciendo.

MÚSICA